viernes, junio 13, 2008

Trébol celta contra la mala suerte

El trébol de tres hojas, conocido en Irlanda como shamrock, es el símbolo de la buena suerte para los irlandeses. Es también el símbolo de los Boston, cuyo apodo fue escogido en honor a la gran colonia irlandesa establecida en Boston y, por extensión, Massachussets y la costa este de EEUU. Dice la leyenda que el trébol ayudó a San Patricio a la hora de convertir a los celtas al cristianismo. El santo lo utilizó como ejemplo para explicarles los secretos de la Santísima Trinidad. San Patricio se convirtió, con los años, en patrón de los irlandeses -se conmemora el 17 de marzo- y el trébol en símbolo de la buena suerte aunque hay otro trébol, el de cuatro hojas, al que los antiguos celtas otorgan tan preciado don.

El trébol funcionó como antídoto en la víspera del Viernes 13, día de la mala suerte por excelencia para los anglosajones. Los Celtics consiguieron una victoria espectacular tras remontar 24 puntos de desventaja en la primera mitad. Según la empresa líder en estadísticas deportivas -The Elias Sports Bureau- nunca un equipo había conseguido una remontada de más de 15 ptos en una final desde hace 35 años.Ya alertábamos desde aquí con una posible victoria de Boston en el cuarto partido por cómo se produjo la derrota en el tercero.

Los Celtics afrontaban este partido con las dudas en torno Rajon Rondo quien acusó su lesión en el tobillo (jugó 17 minutos) y, encima, se les lesionó Kendrick Perkins (13 minutos). Los angelinos pasaron por encima de los Celtics como un vendabal y en el primer cuarto dominaban claramente por un 14-35. Al término de la segunda parte los Celtics arrastraban un déficit de -18. La desventaja llegó a ser de 24 (45-21), cuando los reservas Luke Walton y Sasha Vujacic conseguían un triple cada uno. Curiosamente ya no anotarían más. El hijo del legendario Bill Walton (Blazers, Celtics) hizo un 1/3 y el esloveno 1/9. A años luz del tercer partido. Una de las claves fue el partidazo de Lamar Odom, quien hizo 15 ptos y 5 rebs en la primera mitad. El genial PF estaba defraudando en estas finales y quiso redimirse aunque luego hizo una pésima segunda mitad (4 ptos y 5 rebs), como el resto del equipo. Los Celtics, además, contaron con unos Kevin Garnett y Paul Pierce muy fallones. Aún así, entre Garnett y Ray Allen (que jugó todo el partido), lograron reducir la ventaja con un parcial de 12 puntos para irse al descanso con esperanzas aunque con esa losa de los 18 ptos en contra.

En el tercer cuarto cambiaron, y mucho, las cosas. Paul Pierce se unía a la revolución comandada por Garnett y Allen y la defensa de los celtas apretó a unos Lakers a los que ya no les entraba nada. El cortocircuito empezaba a producirse y al término de este cuarto el resultado era de 71-73 (párcial de 31-15). El trabajo ya estaba echo y el miedo cambiaba de color.

La fiesta celta del cuarto periodo apagó a al multitud de estrellas que se congregaron en el Staples. Pierce y Allen, junto con los menos habituales James Posey (18 ptos) y Eddie House (11 ptos), como sustituto de Rondo, continuaron con el buen baloncesto pese a que el inicio del cuarto no fue demasiado bueno. Posey y Allen se encargaron de certificar la tercera derrota de los Lakers para sorpresa de la pulida afición angelina.



Al final, 97-91 para los Boston que se ponen a una victoria de su primer título en 21 años. Sin embargo creo que tendrán que esperar al sexto partido, para celebrarlo con su afición en el Garden. Kobe Bryant (17 ptos, 10 asist y un pésimo 6/19) no puede despedirse de LA perdidendo la final y más con la imagen dada en esta final, donde sólo estuvo bien en el tercer partido. Pau Gasol (17 ptos, 10 rebs) mejoró respecto al tercer partido pero en defensa se le ve demasiado apático, o cansado. Por los Celtics, además de los 18 de Posey, y los 11 de House, destacar los 20 y 7 aisst de Paul Pierce y los 16 ptos y 11 rebs de K. Garnett .

4 comentarios:

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Ya está casi hecho. Imaginaba de una victoria en el Staples, pero no pensaba que fuera tan pronto. Ahora, tres match-balls y a resolver cuanto antes.

Saludos célticos

El Lince de Carolina dijo...

Muy buen artículo, me ha gustado mucho. Los Celtics lo tienen echo, ahora es cuestión de tiempo.

Saludos!

Bias dijo...

La verdad es ke los celtics lo tienen casi hecho. Gran articulo tío.
Saludos

jr dijo...

Gracias chatos, por vuestras palabras. Soy de los Suns y nunca he sido de los Celtics (sólo de algunos jugadores) pero siempre me enamoró Pierce y Rajon Rondo me ha cautivado. Ahora estoy con ellos.
Saludos