jueves, junio 26, 2008

Empiezan los trueques

Dos trueques, uno confirmado y otro ratificado la misma noche del draft, están marcando la actualidad NBA en la previa de la noche del año. En el pacto, aún por sellar, entre Indiana y Milwaukee, Jeramine O'Neal abandona su segundo equipo NBA a cambio de TJ Ford, Rasho Nesterovic y la elección número 17 de los Raptors. Se trata de un pacto necesario por parte de los Raptors pero en el que ha cedido mucho. TJ Ford es un grandísimo jugdor, una leyenda en High School del nivel de Dajuan Wagner o LeBron Jamees. Nesterovic es un pívot válido para molestar en defensa y una elección 17 en este draft puede deparar una gran calidad. O'Neal será un refuerzo grande pero no es un jugador joven, ni mucho menos, y, además, es un jugador conflictivo.

TJ Ford, el jugador que llegó desde los Bucks a cambio de Charlie Villanueva, se las verá con Jamaal Tinsley , un base más pasador que anotador -aunque en ocasiones peca de atolondrado- que viene de hacer su mejor temporada hasta que se lesionó. Ford deberá compartir galones con Danny Granger y Mike Dunleavy , los líderes del equipo junto a Tinsley. De nuevo volverá a encontrarse con una situación que se repite demasiado. En los Bucks, su grave lesión provocó el encumbramiento de Mo Williams, en los Raptors pasó más de lo mismo con Calderón y no sabemos si ahora será de suplente para robar el puesto de titular a Tinsley o de estrella titular con el retrovisor puesto por si aprieta la reserva.

O'Neal por su parte completará un interesante cuadro interior con el olímpico Chris Bosh, el currante Joey Graham y ese diamante lleno todavía de imperfecciones, el italiano Andrea Bargnani. Deberá jugar de pívot ya que no hay un center puro en los Raptors -él tampoco lo es- y también deberá adecuar su mala conducta al ambiente pausado y relajado que se respira en Toronto. Me inclino más por Indiana como ganador que por Toronto.

El otro traspaso, implica a los Nets y a los Bucks. Los Nets, tras deshacerse de Jason Kidd, cederán a su mejor hombre, Richard Jefferson, a los Bucks a cambio del chino Yi Jianlian y el alero Bobby Simmons. Jefferson ha sido uno de los mejores jugadores de los Nets en los últimos años, brillando muy por encima de Vince Carter pese a tener menos repercusión mediática. Yi fracasó en los Bucks en el momento de ser seleccionado en el draft. Nadie entendió la elección del pívot chino y se unió a la larga lista de desaciertos en el draft en los últimos años (salvo la elección de Michael Redd en segunda ronda). Bobby Simmons fue un alero que medio brilló en los Clippers y firmó con los Bucks como agente libre. No pudo demostrar sus condiciones porque una grave lesión le impidió continuar una trayectoria prometedora. La temporada pasada estuvo muy por debajo de lo que de él se esperaba, al igual que la mayoría del equipo. Muchas dudas en este trade ya que ambos equipos dificilmente alcanzarán los playoffs a no ser que el milagro Ramon Sessions continue esta temporada y revitalice a unos mediocres Bucks. En los Nets las esperanzas son Sean Williams y Josh Bonne pero queda mucho por hacer y este cambio aparentemente no le reportará 20 victorias más.