viernes, marzo 07, 2008

¿Quiénes son estos Rockets?

Cada temporada hay un equipo de moda. Los Charlotte Hornets lo fueron hasta el All Star Game y el relevo lo ha tomado otro conjunto del oeste: los Houston Rockets. Al inicio de temporada no se podía presagiar el milagro Rockets. Ni mucho menos. El conjunto se asentaba -y se sigue sustentando-en la pareja Tracy McGrady y Yao Ming. El binomio siempre ha funcionado pero condicionado muchas veces por la inestabilidad emocional de McGrady más alguna que otra lesión y las lesiones de Ming en las últimas temporadas.

Esta season volvía Steve "Franquicia" Francis, todo un espejismo de buen jugador desde que fuera intercambiado, precisamente, por McGrady a los Orlando. De ahí peregrinaje por los Knicks y caída en picado en su regreso a Texas. Francis lleva una media de 5 ptos y desde su lesión a mediados de diciembre no ha vuelto a jugar.Lo que podía ser un excelente trío se quedaba nuevamente en un binomio. Muchos criticaron la elección de
Aaron Brooks, un pequeñito (1.82) pero excelente base anotador procedente de Oregon, cuando era un equipo repleto de bases: Mike James, Steve Francis, Rafer Alston, Luther Head... A los Rockets llegaba otro rookie que lo había sido todo en la ACB y competiciones europeas con el Tau Cerámica: Luis Scola. Llegaba procedente de un intercambio con los Spurs y con todas las incógnitas del mundo y a finales de noviembre se incorporaba otro rookie , Carl Landry, que había sido elegido por Seattle en el número uno de la segunda ronda del draft. Se sabía de su calidad tanto en rebote como en ataque pero en un principio iba a ser un jugador que ocupase una posición del 8 al 10 en el roster.

Así pues, con dos figuras y cuatro cañas (
Shane Battier, Chuck Hayes, Rafer Alston y poco más) afrontaban los Rockets una temporada de transición. Pero Ming empezó a jugar al mismo nivel que la temporada pasada antes de su lesión. McGrady mostraba su mejor cara y el rookie Scola empezaba a demostrar desde el principio que era muy bueno para este juego. El coach Rick Adelman no es de los que otorgan pleno poder a los rookies y Scola combinaba partidos de 20 pts y casi 30 minutos con 7 minutos y 5 ptos. Hayes seguía conservando la titularidad a pesar de que su oportación ofensiva era casi nula y sólo justificaba minutos a base de sacrificio defensivo. Pero poco a poco el argentino fue afianzándose en sus números y acabó sustituyendo a Hayes en el cinco incial. Mientras, se hacía evidente el fracaso de Mike James y Francis (pocos minutos y lesiones). Mientras, el street baller Alston hacía su mejor temporada (12 ptos, 6 asist, 3.5 rebs y 1.3 robs) y Landry era toda una sorpresa anotando y reboteando muchísimo cuando disponía de minutos.


El equipo empezaba a tener otra dinámica hasta el punto de que el 6 de marzo ante los Mavs consolidaban su 17 triunfo consecutivo. La lesión de Ming no ha afectado la dinámica ganadora de un equipo. De hecho, todos han incrementado sus aportaciones subsanando, de momento, tan importante ausencia. Adelman ha sabido cubrir la baja con el veteranísimo Dikembe Mutombo (gran trabajo defensivo) y el rookie Landry. Dikembe ha pasado de 8 minutos a 18, ayudando con 6 rebs y 2 taps de media. El rookie de Purdue lleva una media de 14 ptos y 5 rebs desde la ausencia de Ming. Atención a este dato, los Rockets llevan una marca de 19-2 cuando Landry supera los 10 minutos de juego. También han mejorado muchísimo desde que Scola es titular. El ex del Tau promedia 15 ptos y 8 rebotes en los últimos cinco encuentros. El propio McGrady ha incremenado la media de 21 ptos en 5 más en los últimos 4 partidos y vuelve a ser el gran líder. Incluso Alston ha pasado de 12 ptos de media a 20 en los últimos encuentros.

De momento, la racha ya es histórica y aunque la mayoría de equipos a los que se ha enfrentado son de nivel medio (salvo Cavs, GSW, Denver y NewOrl), la contundente victoria ante los Mavs -sin
Dirk Nowitzki-por 113-98 hace albergar muchas esperanzas y se sitúan cuartos del Oeste a dos victorias de San Antonio (otro enrachado gracias a Manu Ginobili) y Lakers. Precisamente tres de los 4 mejores equipos del Oeste son los que han acumulado las últimas rachas de victorias más largas. Junto a Houston, San Antonio lleva 11 seguidas y Lakers sumaron recientemente otras 10 hasta que les frenaron los Blazers (119-111). Los playoffs son muy duros y es importante estar en los primeros puestos desde el principio. En el Oste es fundamental porque la competencia es durísima. En el Este, Pistons y Celtics exhibirán su supremacia y es complicado que no se vean las caras en la final de conferencia.


video