martes, enero 15, 2008

¿Está cansado el "Big Three"?

¿Accidente o cansancio? Esa es la pregunta que se estarán haciendo analistas y aficionados. La impecable trayectoria de los Celtics se ha visto empañada por tres derrotas en cuatro partidos, dos de ellas ante los Washington Wizards. Precisamente los Wizards tienen un equipo similar al de los Celtics, con un trío demoledor rodeado de jugadores menores. Eso sí, Washington lleva casi toda la temporada jugando sin su estrella Gilbert Arenas y no le ha ido nada mal.

Los Celtics empezaron el año muy bien, con tres victorias consecutivas ante Rockets, Grizzlies y Pistons. El balance era 30-3, el mejor de la liga y uno de los mejores en la historia. Sin embargo llegaron los Bobcats, un equipo peleón pero sin suerte y se impusieron en el TD Banknorth Garden por 95-83. El verdugo fue Jason Richardson, autor de 34 ptos y 9 rebs, ayudado por el recientemente incorporado Nazr Mohammed (18 ptos y 10 rebs), que está viviendo su mejor juego en Charlotte. Los 24 ptos y 8 rebs de Kevin Garnett resultaron estériles pero todo el mundo pensó lo mismo. Un mal día lo tiene cualquiera y el siguiente partido los Celtics aplastarán al rival.

Pues no fue paliza pero al menos se resarcieron ante New Jersey por 86-77, aprovechándose de un terrible último cuarto de los Nets. The Big Three funcionó a las mil maravillas con Kevin Garnett como máximo abanderado (20 ptos, 11 rebs). Boston hizo una gran defensa y los Nets tiraron fatal. Tampoco maravillaron los Celtics.

Washington Wizards, la bestia negra

Y entonces llegaron los Wizards con un equipo con ninguna estrella autóctona (todas ellas vienen de otros equipos) y con “Nacho” Arenas lesionado y ganaron en su cancha por 78-85. El dúo Caron Butler(16 ptos, 10 rebs) y Antawn Jamison (10 ptos y 16 rebs), esta vez ayudados por DeShawn Stevenson (19 ptos) pudieron con Kevin Garnett (19 ptos y 6 rebs) y Paul Pierce (15 ptos, 6 asist, 4 rebs). En el tercer cuarto los Celtics dominaban de cinco pero el último cuarto resultó demoledor (13-25) con un gran Butler en los instantes finales. Ver vídeo.

Los magos volvieron a cruzarse en el camino de los verdes. Esta vez los Celtics jugaban en casa y de nuevo se enfrentaban a los Wizards, compañeros de division. Pero lejos de inflingirles una sonora derrota, volvieron a caer. Y lo hicieron de la misma manera. Dominio ligero al término del tercer cuarto y caída en el último periodo. Al final 88-83 y tres derrotas consecutivas para unos Celtics habían perdido los mismos encuentros antes con el triple de partidos disputados. De nuevo Butler (21 ptos, 6 rebs) y Jamison (20 pts, 10 rebs) pesaron más que los Kevin Garnett , Paul Pierce, Ray Allen y cía. Y Rivers, lejos de probar con Glen Davis (que le ha ganado más de un partido), ha exprimido al trío hasta la saciedad.

La conclusión es que Doc Rivers debería ceder algúna derrota más, asegurándose el primer puesto de la liga, pero rotar más a jugadores como Tony Allen, Gabe Pruitt o Glen Davis, consiguiendo ampliar la calidad del roster y descansando a las estrellas de cara a los playoffs donde pueden vérselas de nuevo con Washington, esta vez con Gilbert Arenas.


video