viernes, octubre 26, 2007

Análisis NBA: Southeast Division

Vayamos ahora con el análisis de una de las dos divisiones más jovenes, creada tras la última expansión:

-Atlanta Hawks: Este puede ser su año. Calidad tienen más que de sobra para llegar a los playoffs. Hay dos motivos fundamentales para creer en ello: Por una parte, a triple J (Josh Smith, Josh Childress y Joe Johnson). Los dos primeros se están saliendo en la pretemporada y Joe Johson no tendrá la imperiosa necesidad de promediar 25 puntos por partido. Por otra, la llegada de Al Horford. El rookie de Florida ha revolucionado al equipo y ya es una de las figuras. Pachulia era bueno en atache pero flojo en defensa. El dominicano añadirá dureza y calidad desde el poste bajo. Y no nos olvidemos de Marvin Williams, el fenomenal alero de North Carolina. Este año ha de consagrarse como un buen tres, al igual que Shelden Williams, un alapivot defensivo que será un gran complemento para Horford. Su devilidad es el puesto de base donde el veterano Anthony Roberston ha tomado las riendas de manera ¿provisional? La adquisición de Acie Law, uno de los mejores bases de la pasada temporada universitaria, augura un buen futuro para esta posición. Lue deberá ganarse los minutos desde el banquillo, al igual que el bajito Claxton. Grandes mimbres para hacer grandes cosas.

- Miami Heat: Tras la desastrosa temporada anterior y el penoso papel que está dando en pretemporada, los de Pat Riley han utilizado el traspaso para mejorar al equipo. Y que mejor socio que el conjunto más cambiado, los Minnesota TWolves. Allá ha ido el veterano Antonie Walker (díscolo durante toda la pasada campaña), Wayne Simien y la eterna promesa Michael Doleac. A cambio llega el "egoista" Ricky Davis y el "currante" Mark Blount. Davis debe aportar los puntos que no llegaban vía Walker y Blunt puede ofrecer minutos de calidad desde el puesto de pívot. Por otro lado Wade debe dejar atrás las lesiones y volver a ser el de hace dos temporadas. Al lado suyo estarán los veteranos Shaquille O´Neal, Alonzo Mourning y Anferenee Hardaway, que vuelve a la competición y lo hace al lado de O'Neal aunque no creo que rememoren los felices tiempos de Orlando. Udonis Hasslem se encargará del trabajo sucio y Parker intentará ayudar a Jason Williams en el puesto de base, una de las debilidades. Para ello han fichado a Daequan Cook, un base escolta muy prometedor aunque verdecillo. Play offs y poco más.

- Washington Wizards: Las lesiones de Arenas y Butler impidieron que los Wizards pasaran ronda en los pasados playoffs. El trio Jamison-Arenas-Butler sigue siendo uno de los mejores de la liga pero sigue fallando demasiado el resto. Haywood y Thomas están muy limitados desde el puesto de pívot y gente como Stevenson (a este le compararon con Jordan en su época colegial) y Antonio Daniels deberían aportar más. Se han reforzado con tres buenos rookies como son Nick Young, Dominic McGuire y, una de las sorpresas, Oleksiy Pecherov. En general han hecho mejor equipo pero otros también han mejorado. Veremos como responde Darius Songaila, la eterna promesa lituana, al igual que Andraw Blatche, un larguirucho 2.11 de tercer año que ha realizado una gran pretemporada (11 pts, 6 rebs, 1.5 taps). Lucharán por los playoffs

- Charlotte Bobcats: Ha perdido a Adam Morrison para casi toda la temporada lo que significa un mazazo en sus aspiraciones. Este equipo tiene un potencial temible: Emeka Okafor y Sean May son dos terribles defensores capaces de anotar cuando el equipo lo necesita. Su problema, las lesiones, sobre todo en Sean May quien acusa su excesiva corpulencia. A este dúo de pívots se les unen los 7 pies Primoz Brezec y Ryan Hollins (este último está disponiendo de buenos minutos en pretemporada). Tampoco tienen problemas desde las alas: Gerald Wallace es un gran jugador y esta temporada se le ha unido Jason Richardson, el hombre mate... y algo más que debe confirmar durante esta campaña. Y si fuera poco también hay un argentinito llamado Walter Herrmann al que el tipo de juego USA le sienta de maravilla y un Matt Carroll que siempre suma desde la sombra. Y en el puesto de base un cada vez más asentado Raymond Felton, entre los mejores bases anotadores-pasadores de la liga, que tiene buenos relevos en Derek Anderson y Jeff McInnis. Calidad hay y mucha que queda por descubrir (Jermaero Davidson, Jared Dudley, Gabe Mouneke..). Deberíamos apostar fuertemente para los playoffs pero les persigue el calvario de las lesiones. Puede que sea uno de los equipos más impredecibles entre todas las franquicias.

- Orlando Magic: No han hecho bien los deberes en las últimas campañas y es poco probable que lleguen a play offs. Para esta temporada han cambiado un lesionado por otro. Grant Hill va a Phoenix y llega Rashard Lewis lesionado la pasada temporada. El cambio, en principio, es para mejor ya que Lewis, además de anotar, carga más el rebote y se lesiona menos que Hill. Pero la referencia volverá a ser Dwight Howard, que este año puede convertirse en el segundo mejor pívot de la NBA aunque relamente él sea un ala-pívot. Pero les vemos demasiado solos, a pesar de la evolución de gente muy válida como Trevor Ariza y JJ Redick. Dooling, Nelson, Arroyo y Bogans se han de combinar para comandar la nave aunque ninguno ofrece muchas garantias (tal vez si Nelson reanuda la progresión de hace dos temporadas). Torkuglu volverá a dar muestras de su calidad y de su irregularidad pero esto no beneficia al equipo. Puede luchar por los playoffs o quedarse a más de cinco victorias. Veremos como funciona el efecto Lewis.

video