jueves, octubre 25, 2007

Análisis NBA: Central Division

Seguimos con la división dominadora del Este desde el bajón de los Celtics de los 80, la Central Division.

- Detroit Pistons: Llevan muchísimas temporadas siendo los favoritos del Este y esta temporada volverán con permiso de sus vecinos Bulls. El arsenal es tremendo: Billups, Prince, Hamilton, Wallace, McDyess, Maxiell (se le augura un buen año), Murray, Amir Johnson...Si a esto se une la llegada de un gran jugador como Jarvis Hayes (tapado por Butler y Jamison en Washington) y tres rookies bajitos y muy prometedores como Affalo, Stuckey y Mejía...poca duda queda para la sorpresa. Eso sí la ausencia de Webber puede notarse pero la nota positiva es que Maxiell continuará creciendo y, además, puede haber un hueco para el poderoso Cheick Samb (ex Barça), un pívot senegalés muy buen reboteador y taponador. Ahora se les ha lesionado Stuckey (6 semanas) pero si no tienen problemas con lesiones son candidatos al título de la NBA.

- Chicago Bulls: Tal vez el equipo que mejor ha pescado en el draft con la adquisción de dos grandes pívots como son Joakim Noah y Aaron Gray, y dos buenos bajitos en JamesOn Curry y Thomas Gardner. Ahora mismo son el equipo con más potencial interior ya que no hay que olvidar al poderoso Ben Wallace, la adquisición de Joe Smith (que siempre suma) y el poder reboteador de Nocioni y Tyrus Thomas. Y para enchufarlas desde todos los sitios están Hinrich, un buen base anotador, Luol Deng, su mejor hombre la pasada campaña, y Ben Gordon, una metralleta cuando sale con el partido empezado. Y todavía queda calidad en Chris Duhon, Victor Khryapa (gran Eurobasket) y el suizo Sefolosha. Scott Skiles ha de saber administrar los minutos y ahí estará la clave. Al igual que Detroit, son candidatos a todo.

- Indiana Pacers: Tener a O'Neal descontento no es lo mejor para afrontar una nueva campaña. Sin embargo los Pacers pueden mejorar el registro de la anterior si todos hacen lo que deben hacer. Dany Granger y Mike Dunleavy han de ser los mejores escuderos de Jermaine O'Neal junto al impredecible Troy Murphy. Ike Digou, otro ex warrior, está jugando como una bestia en la pretemporada y tendrá más minutos de calidad, al igual que el rookie del año pasado Shawne Williams (también buenos partidos en pretemporada para el ex Tiger). Pero poco más. Jamal Tinsley deberá olvidar la última temporada y centrarse en asistir a sus young guns y Jeff Foster deberá ser más regular. Si lo consiguen, pueden estar rozando los playoffs.

- Cleveland Cavaliers: No hay muy buenas perspectivas tras la sorpresa del año pasado. En la final ya se vio que habían llegado más por los errores de los otros que por méritos propios a pesar de que no hay que negarle calidad a James y cía. Esta temporada se presenta como una incógnita ya que no se han reforzado. LeBron ha de crecer un peldaño más pero creemos que Gooden ya ha tocado techo e Ilgauskas ha de ir a menos. Habrá que esperar a que Hugues vuelva a ser el de Washington y que los jovenes Gibson, Shannon Brown, Jones y Adams (vía Nets) aporten su granito de arena. No llega ningún rookie de relumbrón y no parece que los nuevos vayan a gozar de muchos minutos. Pueden llegar a playoffs aunque no repetirán el éxito de la campaña anterior. Acaban de adquirir a Demetris Nichols, despachado por NY. Puede sestaparse como un gran jugador si cuenta con minutos.

- Milwaukee Bucks: Este equipo tiene mimbres pero no engancha. Michael Redd es un grandísimo anotador a la altura de gente como Arenas o Bryant pero suele lesionarse y deja muy tocado al equipo. Sus inicios de campaña son demoledores y luego tiende a bajar el ritmo. Maurice Williams es un buen escudero, al igual que Charlie Bell (ha conseguido un gran contrato por lo que ha de estar contento). Charlie Villanueva ha de explotar al igual que Andrew Bogut. Ambos empezaron muy bien pero acabaron flojos. Vuelve el "deseado" Bobbie Simmons tras una temporada en blanco. Aportará rebote y contundencia. Y llega -vía draft- la incógnita Yi Jianliang, quien ha demostrado que puede ser uno de los mejores rookies. Visto así parece un más que aceptable equipo pero luego nunca acaba de arrancar. Están condenados a luchar por no quedar el último en el grupo pero pueden dar una sorpresa.

video