lunes, noviembre 17, 2008

A ostia limpia (con perdón)

No se si es la crisis económica, que hace despertar el lado más "animal" del hombre, el excesivo peso de la competitividad, la escasa formación de muchos o que realmente nos estamos volviendo locos.

Hace unos días, Iron Fist publicaba en su blog, "La naranja", un post en el que hacía referencia a los altercados entre las aficiones de Peñarol y Quilmes, en un partido de máximo riesgo. Ganó Quilmes a Peñarol (95-102) pero lo denunciable, como señala Iron Fist, es que la violencia del fútbol también se trasladara al baloncesto.

Por si alguien no ha visto el vídeo, aquí os dejo un resumen del final.





Este tipo de violencia es cada vez más globalizada y está presente no sólo en competiciones con menos nombre sino en ligas con un gran prestigio. Ha pasado en la ACB recientemente. El acto más mediático fue la tangana entre los jugadores del Tau y R.Madrid, al termino del encuentro que les enfrentó el pasado 1 de noviembre. Todo empezó con un codazo involuntario de Teletovic sobre Hervelle, que le produjo un corte en la ceja con abundante reguero de sangre. Un meteórico Reyes salía disparado a "poner paz", como en él suele ser habitual. La ley pudo detener los golpes pero en "tierra de nadie", donde el sheriff ya no manda, hubo intercambio de mamporros a diestro y siniestro.

video

El último siniestro también tuvo también a un jugador del R.Madrid de por medio (no queremos decir que los blancos sean los malos, simplemente han estado en las dos acciones negativas del año en la ACB). No hubo puños pero si un salibazo de Hervelle a Jagla, tras el partido en el que el DKV perdió ante el R.Madrid. Tal vez sea más humillante que una patada o un golpe bajo.

Otra tangana con mayúsculas también se pudo ver en la Super Liga rusa. En el partido que enfrentaba al Lokomotiv Rostov contra el Spartak de San Petesburgo el 28 de octubre hubo baloncesto y también reparto de catering sacro por doquier. Aquí el comité encargado de regular los incidentes ha actuado de manera contundente: 2 partidos de suspensión y 50.000 rublos de multa para el jugador del Lokomotiv Rostov, Dramir Zibirov, y el mismo castigo para los dos del Spartak, Joseph Blair y Andrew Wisniewski. Aunque la mayor condena ha ido para los árbitros: . Belolutskogo y Susedov estarán un mes sin poder arbitrar tanto en la Superliga A y B, como en la liga femenina mientras que a Gusev, el otro colegiado, le han caído tres meses de inhabilitación. ¿Por qué? Simplemente "por el mal desempeño de sus funciones". Foto http://english.sport-express.ru.





También en la NBA, en el Suns-Rocktes hubo de lo lindo. A falta de 27 segundos para el final, el escolta de los Rockets Tracy McGrady anotó un triple mientras su compañero Rafer Alston era bloqueado golpeado en la cadera por Matt Barnes. Alston se encaró con él y cuando el capitán de los Suns, Steve Nash, salió al paso para defender a su compañero, McGrady le empujó al suelo bruscamente. En ese momento se desató la tensión y comenzaron los empujones entre los jugadores. El más sonado fue, sin duda, el que diera Shaquille O'Neal, de los Suns, a McGrady, quien acabó en el suelo inmediatamente

Minutos después, Alston y Barnes fueron expulsados y los árbitros reanudaron el partido. La victoria final fue para los Rockets por 94-82. La NBA actuó rápidamente y con contundencia: Alston y Barnes fueron castigados con dos partidos y Nash con uno aunque no tendrán que abonar ningún $. Sí lo harán Shaquille y McGrady. El pívot de los Suns deberá pagar 35.000 $ mientras que el escolta texano, 25.000. Shaquille -que no aprende- lo celebró a los dos partidos dando un hachazo a Stuckey, que dio con su pecho contra el suelo de manera espectacular. Una falta flagrante y explusado aunque debería haber algún castigo más.




A ver si se calman los ánimos porque queda muchísimo por jugar en todas las competiciones y las luchas por los premios o por evitar los fracasos se materializarán dentro de unos cuantos meses. Si esto acaba de empezar y ya se puede ver tanta agresividad, ¿qué podemos esperar de cara los finales de liga? Más sentido común. Estamos hablando de basket. Estas imagenes no son baloncesto y cabría condenarlas. Desconozco si los altercados del Tau-Madrid han sido objeto de alguna sanción administrativa pero deberían serlo. Tolerenacia 0 en este tipo de actos.

2 comentarios:

dennis_mora91 dijo...

Pues esperemos que todo quede en lo que ha pasado hasta ahora y no vaya a más, sin duda el deporte es capaz de darte un subidon de los buenos cuando ganas y sacar lo peor del hombre cuando pierde, como todo deporte.

jr dijo...

Así es amigo. Bestias la imágenes que nos llegan desde Argentina, donde parecía un partido de fútbol de alto riesgo que uno de basquet. Me recordó a un partido entre el Barça y el Aris Salónica donde el público no digerió una victoria de los blaugrana y les tiró desde monedas hasta butacas. Sucedió a finales de los 80, si no recuerdo mal.