sábado, noviembre 22, 2008

Doble traspaso en Knicks con la mirada puesta en el mercado de agentes libres del 2010

Donnie Walsh ha revolucionado el futuro en 24 horas. Primero enviaba a Jamal Crawford a los Warriors a cambio de los servicios de Al Harrington. Pocas horas después lideraba otro cambio de cromos con el traspaso de Zach Randolph y Mardy Collins a cambio de los Clippers Cuttino Mobley y Tim Thomas. Los Knicks han envejecido la plantilla para estas dos temporadas con el objetivo de disponer de suficiente cash para afrontar el mercado de agentes libres del 2010. Por un lado, con la marcha de Crawford y Randolph, los Knicks consiguen eliminar 27 millones de dólares. En este sentido, los contratos de Harrington y Mobley finalizan la temporada 09-10 y, las renovaciones -si se producen- serán a la baja. Por otro, hay que tener en cuenta que el contrato de Marbury -de más de 20 millones- expira esta temporada. Y si apuramos más, hay intenciones de dar salida a veteranos como Jerome James o Malik Rose. Curiosamente, este jugador sonó con fuerza como moneda de cambio en el traspaso de Harrington.

Deportivamente, pocos cambios. En todo caso, los Knicks consiguen dos jugadores grandes -uno más interior (Thomas) y otro más exterior (Harrington)- a cambio de perder Randolph. También se produce un intercambio de jugadores que ocupan una misma posición, la de escolta, con la marcha de Crawford y la llegada de Mobley.

Dos notas al respecto:

La primera es que Crawford fue el mejor jugador de los Knicks durante la temporada pasada y era el hombre más en forma, junto a Randolph, en los últimos partidos. Randolph está siendo el mejor anotador y reboteador de los Knicks en esta temorada y Crawford es segundo en anotación. En esta decisión, ha pesado claramente el poder del dinero.

La segunda, que Tim Thomas es un hombre que gusta mucho a D'Antoni. Lo tuvo bajo sus órdenes en Phoenix hace tres campañas y sobresalió en los playoffs, donde fue un jugador decisivo en la eliminatoria ante los Clippers (luego ficharía con el enemigo).

Parecía que el primero en salir iba a ser Marbury -quien mantuvo una reunión con D. Walsh en la que manifestó su deseo de negociar con otro club- y ahora se mantiene en la espera. Como se ha indicando más arriba, su contrato acaba ya por lo que no se descartaría que se quedase. Recordemos que si sigue es por "recomendación" de Walsh.

¿Qué ganan Warriors y Clippers?

Los primeros se deshacen de un jugador que no estaba a gusto y llega un escolta que goza de un gran respeto. La llegada de Crawford puede cortar la progresión del rookie Anthony Monrow, que viene de hacer 37 y 25 ptos en los dos últimos partidos. Lo que parece probable es que Monta Ellis puede encabezar el próximo trade (ya hubo muchos rumores al respecto). La marcha de Harrington permite el desarrollo de jugadores como Brandan Wright o Anthony Randolph.

Los Clippers añaden a un superanotador que, además, ayuda muchísimo al rebote. Randolph-Camby y Kaman pueden liarla en el rebote. El quinteto de los Clippers, nombre por nombre, impone respeto: Davis-Thornton-Randolph-Camby-Kaman. Veremos si el tercer gran retoque de la temoporada sirve para salvar el desastroso inicio.

Conclusión. Mientras que los Knicks hacen hueco salarial para fichar en el 2010 a gente como Wade, Stoudemire o Bosh (no veo claro lo de LB), Warriors y Clippers piensan más en el presente y en salvar una temporada que ha empezado demasiado torcida.

4 comentarios:

BigBen dijo...

descaradamente a por LeBron o a por quien sea. ademas, los tres les van a venir bien de cara a este año y al proximo.

jr dijo...

Hombre, supongo que a lebron le gusta la fama. Lo cierto es que seientan las bases para ganar el título dentro de dos temporadas.

Espejo dijo...

Yo creo que LeBron y si no Wade o Bosh, por este orden. O dos buenos free agents, donde podría estar Nash (aunque ya mayor)

Anónimo dijo...

A mi me gustaría para los Knicks una pareja formada por Bosh y stoudemire. Habría que cambiar a Curry por un buen base director y tendríamos un equipazo.
Saludos de Ewing Jr.