miércoles, junio 04, 2008

Final NBA: El antecedente

Muchos han sido los duelos Lakers-Celtics en finales NBA y el resultado ha sido aclaparadoramente favorable a Boston (8-2). La final que inauguró la rivalidad Lakers-Celtics fue en el 58-59. Los Celtics eran el mejor equipo de la NBA y lo fueron durante toda la década de los 60 mientras que los Lakers todavía no estaban en Los Angeles sino en Minneapolis. El contundente 4-0 de aquella final no hacia nada más que presagiar el dominio del equipo de Red Auerbach, que contaba con uno de los cinco mejores jugadores de toda la historia, el legendario Bill Russell. El gran anotador Elgin Baylor era el estandarte de los Lakers.

A lo largo de los 60, la final entre Boston y Lakers fue la nota habitual. El equipo púrpura, ya instalado en Los Angeles, perdió las seis finales que disputó a Boston en esta década. El dominio de Russell, John Havlicek, Sam Jones, K.C. Jones o Bob Cousy fue muy superior a Jerry West, Baylor, Rudy LaRusso o Gail Goodrich. Los Lakers forzaron el último partido en tres ocasiones. En la temporada 68-69, el todopoderoso Wilt Chamberlain unía esfuerzos con West y Baylor pero de nuevo sucumbió ante un equipo liderado por Havlicek y Bailey Howell y con Bill Russell como jugador-entrenador.

En la década de los 70 hubo ausencia total de estos duelos y otros equipos con menos presencia hasta el momento, como Milwaukee (Oscar Robertson y Kareem Abdul-Jabbar), Golden State Warriors (Rick Barry y Jamaal Wilkes), Washington (Elvin Hayes, Wes Unseld), Seattle (Gus Williams, Dennis Johnson, Jack Sikma) o Knicks (Willis Reed, Walt Frazier), conseguían alzarse con campeonatos. Boston (2) y Lakers(1) cosiguieron títulos pero nunca se vieron las caras.

En la temporada 83-84, en pleno rejuvenecimiento de la NBA, se vive un nuevo Celtics-Lakers con victoria, de nuevo, para los celtas. La nueva generación de arrogantes verdes está encabezada por Larry Bird, Kevin McHale, Robert Parish, Dennis Johnson y Cedric Maxwell, uno de los héroes de la final. K.C. Jones ,ex jugador celta, era el entrenador. Magic Johnson, Wilkes, Kareem Abdul-Jabbar y James Worthy tendrían que esperar a la temporada siguiente, donde consiguieron batir, por fin, a los Celtics (4-2). Era el primer título para Pat Riley, quien repitiría dos años después.

Hace 21 años

Los Lakers venían de hacer una regular season mágica. Magic Johnson era el estandarte del equipo, por delante de Kareem Abdul-Jabbar, y acabó la temporada con una media de 24 ptos, 12.2 asist y 6.2 rebs. Sin lugar a la duda, fue elegido MVP de la temporada y los Lakers conseguían un impresionante récord de 65-17. Michael Cooper, el mejor pagado de la plantilla en aquella época, era elegido mejor defensor de la competición y parecía que el único rival capaz de pararlos eran los Boston Celtics. Los de Pat Riley tenían ganas de título ya que en los playoffs anteriores una canasta de Ralph Sampson (Rockets) les había apeado de la final de la NBA. La principal novedad en la plantilla era Mychal Thompson, un ala-pívot defensivo, que venía a sustituir al veterano Mo Lucas. Muchos fans no aceptaron de buen grado el fichaje pero fue un buen elemento para dar consistencia al banquillo, promediando 10 ptos y 4 rebs off the bench.El hambre de título era tal que arrasaron en playoffs, donde sólo perdieron un partido antes de llegar la final. El honor recayó en los Golden State Warriors, en segunda ronda. Los Sonics, finalistas de conferencia, cayeron por un estrepitoso 4-0. Top Lakers en finales NBA (www.nba.com).


video


El verde de los Celtics se transformaba en luto a principios del verano cuando Len Bias, número 2 del draft, moría por sobredosis de cocaína durante la celebración de su elección por parte de Boston (más info en OPINIÓN- El maldito draft del 86 ). El relevo generacional de las grandes figuras se esfumaba y presagiaba el derrumbe de los Celtics en los años siguientes. Aún así, los Boston Celtics presentaron el segundo mejor target de la temporada (59-23). Larry Bird fue su cañonero con 28 ptos por partido, además de capturar 9 rebs y capturar 7.6 asistencias. Al igual que su íntimo Magic, Bird hacía de todo y todo lo hacía bien. Junto a él un equipazo de lujo con Kevin McHale, el hombre de los hombros interminables, el chief Robert Parish y currantes de gran calidad como Dennis Johnson,tristemente fallecido, o Danny Ainge, l’enfant terrible. El Big Three de aquella época estaba acompañado de jugadores más decisivos que los actuales y gran parte del banquillo aportaba intensiad y efuerzo cuando donde la calidad escaseaba.
Los arrogantes verdes, al contrario que los Lakers, venían de ganar un título ante los sorprendentes Houston Rockets de Olajuwon, Sampson y McGray pero en esta temporada sudaron muchísimo para llegar al final, ya que apuraron hasta el séptimo partido. Pero la jugada clave ocurrió en el quinto, cuando Detroit ganaba de 1 y Bird robó un saque de banda para dar un balón a Dennis Johnson, que acabaría dando la victoria a los Celtics (antes habían repetido idéntico resultado ante los Bucks en semifinales). Los de Michigan ya avisaban de que empezarían a marcar una nueva era en el Este. Top Celtics en finales NBA (
www.nba.com).

video

La final
La final fue para Los Angeles Lakers, que se impusieron por un cómodo 4-2. Era la segunda vez en la historia que Los Angeles rompía la histórica supremacía verde. Magic Johnson fue nombrado MVP de los playoffs y Boston llegó extenuado a esta final tras dos durísimas eliminatorias tras el 3-0 ante los Bulls. Unos ya mayores Celtics no pudieron con el empuje de unos Lakers pletóricos, que volverían a imponer su poderío al año siguiente con el repeat, esta vez, ante los Pistons. James Worthy fue el gran aliado de Magic, promediando 23 ptos en los playoffs y cogiendo 6 rebs por partido. Kareem Abdul-Jabbar, con 40 años, llegó a promediar en estos playoffs 20 ptos y 7 rebs por partido, cifras inalcanzables para alguien de su edad. Vídeo de la final.

video