lunes, mayo 26, 2008

Axa-Tau, final inédita

Desde que en la temporada 83-84 se creara la ACB, sustituyendo a la Liga Nacional (1957-1983), el FC Barcelona y Saski Baskonia (Tau) no se habían enfrentado nunca en una final. Parece difícil de creer que dos de los seis equipos que siempre han estado en la ACB nunca se hayan disputado el premio gordo. Y más si tenemos en cuenta que el FC Barcelona ha ganado 11 títulos de 24, disputando 18 finales (si incluimos la actual). El Tau perdió su primera final en el 97-98, contra todo pronóstico ante el TDK Manresa y en el 2001-2002 disputó su segunda final, en la que se impuso al Unicaja por un claro 3-0. Después disputó dos finales más, una ante el R.Madrid en el 2004-05 donde se puede decir que tiró la final y otra ante Unicaja la temporada siguiente, donde se impuso el factor Garbajosa.

La diferencia de 11 títulos a 1 parece abismal pero no refleja en nada la igualdad existente entre ambos equipos. Está claro de que el Axa FC Barcelona llegá a las finales en un momento dulce mientras que Tau está recuperándose de lal nea irregular que le ha impedido estar más arriba en la liga regular. Claves y puntos para analizar hay muchos y se pueden argumentar de mil maneras pero el juego, al final, es el que manda. A mi entender, habrá que estar atentos a las siguientes circunstancias:

- La ventaja campo. Está demostrado que en estos playoffs el tener el factor cancha asegurado no ha dado el pase a la final. Si no que se lo pregunten a R.Madrid y DKV Joventut. El Axa partirá con ventaja de campo y en una serie a cinco es fundamental ya que permite un desliz en propia cancha.

- El nivel de juego al que han llegado el trío Ilyasova-Lakovic-Acker. El esloveno empezó la ACB como una moto, siendo el máximo anotador y MVP en alguna que otra semana pero desde hace dos meses entró en una crisis de juego. La apuesta de Xavi Pascual por Pepe Sánchez puede que minara la moral al genial tirador pero sólo correcto base. En los playoffs se ha reencontrado con el tiro y si no abusa puede ser letal. Los que sí han resucitado con Pascual son Acker e Ilyasova. El primero se convirtió en el salvador del primer encuentro ante la Penya con sus tiros libres y el segundo se ha metido a la afición blaugrana en el bolsillo con sus rebotes, triples y mates.

-Planinic. Puede que sea el cuarto o quinto hombre en nivel de importancia en el global del equipo pero si está bien, te gana el partido. Zoran Planinic aterrizó en Vitoria la temporada pasada como el mejor extranjero y su aparente apatía y "falta de sangre" en algunos lances le privaron de consagrarse entre los grandes. Esta temporada alterna grandes partidos con lagunas descomunales pero nunca hay que descartarlo. Es un MVP de la liga en potencia.

- La concentración. El FC Barcelona de Ivanovic se caracterizaba por echar a perder ventajas de 20 puntos para caer en picado, generalmente en el tercer cuarto del 90% de los partidos. La aparición de la defensa zonal con Pascual puede que haya permitido que se libere menos energía y por tanto no se den los descalabros anteriores.

- La presión. Si el Tau Vitoria logra presionar como Unicaja o DKV puede volver loco al Barça en momentos puntuales y con marcadores igualados. Al Barcelona le cuesta mucho con Lakovic superar los dos contra unos y a veces cruzar el medio campo se convierte en una tragedia clásica.

- Pete Mickeal y Rakocevic. Sí, ellos dos y no me olvido de Splitter, un hombre que cada temporada apunta mucho y luego pierde el crédito. Mickeal no es Scola pero consigue mantener un notable alto en defensa y ataque cuando está bien (habitual en estos playoffs para bien de su equipo. Rakocevic parece que no es el jugador egoísta que juega para fabricarse sus propios tiros -se asemeja mucho en eso a Lakovic. Está promediando una cantidad importante de puntos y estos son de calidad y no de engrose de estadísticas.

-Prigioni contra Sánchez. Si se da este duelo, será muy bonito y significará la repetición del enfrentamiento de hace dos temporadas. Los dos bases de la selección argentina son de lo mejorcito del campeonato y aunque no han realizado su mejor campaña, la pueden armar. No sólo pasan y roban balones sino que tienen capacidad para anotar el triple decisivo.

Podríamos añadir otros aspectos como la improvisación de Vidal, la buena actitud de Vázquez y Kasun, la incógnita Splitter o Jasaitis...pero los augurios mejor dejarlos para los que aciertan. Lo mejor es relajarnos y disfrutar a partir del jueves de esta atractiva final.