domingo, abril 20, 2008

Thomas, a la rue

La llegada de Donnie Walsh a New York significaba empezar un nuevo proyecto. Esa nueva andadura no podía estar bajo la dirección de alguien que no ha conseguido que los Knicks estén en playoffs pese a tener una aceptable plantilla que podía rondar los 40 triunfos. Isiah Thomas, l'enfant terrible de los banquillos, no seguirá al frente del equipo y lo tendrá difícil después del mediano resultado obtenido en los Pacers y el pobrísimo en los Knicks. Precisamente fue Walsh quien lo llevó a los Pacers -Hoosier man- y ahora decide prescindir de él para iniciar un nuevo proyecto.

Thomas ha tegistrado un balance negativo de 187-223, empañado desde que ha entrenado en la Gran Manzana. Allí tuvo problemas personales -acusación de acoso sexual- y deportivos con Marbury y Curry. El aguantó un año sólo en Indiana por los problemas que tuvo con el conflictivo Bobby Knight y ahora se repite el caso pero con él como entrenador.

El que fuera grandísimo base de los Pistons se convierte en el tercer entrenador destituido en el tramo final de temporada tras Jim Boylan (Bulls) y Larry Krystkowiak (Bucks). Boylan se convierte en el segundo entrenador de los Bulls que ha cesado en su cargo en esta temporada, tras la fulminación de Scott Skiles.

Mucho han de trabajar los Knicks a partir de ahora para salir a flote. Objetivo prioritario, buscar acomodo a Stephon Marbury y Quentin Richardson , y conseguir un base director (Nate Robinson es necesario como otro tipo de base) y un alero bajo. Otra tarea es la de recuperar, por segunda vez, a Eddy Curry y convencer a Zach Randolph de que es una figura pero que no para eso ha de lanzar todo lo que le llegue. Más cosas, fomentar a David Lee y Wilson Chandler y pescar algo interesante en el draft. Tiene una primera ronda y puede conseguir alguna más si traspasa.