martes, abril 01, 2008

Miami, quien te ha visto y quien te ve

De la gloria a la miseria. Esta es la historia reciente de los Heats de Miami. Un equipo que nació en el 88 junto con los Orlando Magic, Charlotte Hornets y los Timberwolves. Debutaron ante los Clippers y perdieron su primer encuentro (111-91). Curiosamente su primera victoria llegaría también ante los Clippers tras 17 intentos infructuosos. Aquel equipo estaba formado por jugadores procedentes del draft de expansión como Billy Thompson (Lakers), Jon Sundvold(Spurs), agentes libres como Rory Sparrow (Knicks-Bulls) o Pat Cummings (Knicks) y jugadores procedentes del draft como Kevin Edwards (DePaul), Grant Long (Eastern Michigan) y Rony Seikaly (Syracuse). Edwards acabaría como máximo anotador y el grecoamericano, líder en rebotes. Seikaly llegó tras perder una final universitaria ante Indiana en el último segundo (por culpa de una canasta de Keith Smart).El draft fue su nutrición en los primeros años y llegaron grandes figuras como Glen Rice (Michigan), Sherman Douglas (Syracuse), Willie Burton(Minnessotta), Steve Smith (Michigan St.), finalizando con los grandes aciertos de Caron Butler(Connecticut) y Dwyane Wade (Marquette). Personalmente, fui gran admirador del General Douglas -gran pasador- y de Ron Seikaly, que acabó jugando en el Barça hasta que Aito dijo basta a sus ausencias en los entrenos. Otros han llegado vía traspasos, contratos cortos o agentes libres. Por citar algunos nombraremos a Tim Hardaway, Alonzo Mourning, Eddie Jones, Chris Gatling, Walt Williams, Lamar Odom, Udonis Haslem, Isaac Austin, LaPhonso Ellis, Antoine Walker, Kendall Gill, Clarence Weatherspoon, Dan Majerle, Anthony Mason, Voshon Lenard, Jamal Mashburn, Gary Payton, Jason Williams, Brian Grant, P.J. Brown, Shawn Marion, Shaquille O'Neal o Bruce Bowen.

Tras muchas temporadas pasándolo mal llegaban a los playoffs en 1992. Era el primer equipo de la penúltima expansión conseguía llegar a los playoffs. El juego giraba alrededor de 4 hombres: El genial Steve Smith, el luchador Grant Long, el rocoso Rony Seikaly y la metralleta Glen Rice. Pero enfrente tropezaron con los Bulls de Jordan y en tres partidos finiquitaron su primera comparecencia en la segunda fase.

En el 95 se producía la primera revolución. Un primer paso hacia la consecución del título. Llegaba Pat Riley para acabar con éxito lo que no pudo hacer con los Knicks (perdió las finales ante los Rockets) y sí con los Lakers. Había que endurecer a un equipo blando para meterlo dentro de la élite. Su primera operación fue traerse de Charlotte a un pilar. Llegaba Alonzo Mourning, un gran pívot defensivo con talento atacante y envíaba a Glen Rice, Khalid Reeves y Alec Kessler a North Carolina. Su revolución continuaba a mediados de temporada donde se hacía con Tim Hardaway, Chris Gatling, Walt Williams, Tyrone Corbin y Tony Smith. Ya tenía a un base y a un pívot de high level, los pilares de un equipo campeón. Estos cambios derivaron en un 42-40, récord de la franquicia. Sin embargo chocaron en play offs con los Bulls del 72-10 y no hubo historia. La temporada siguiente tuvieron un crecimiento espectacular con 61 victorias y 21 derrotas, récord de franquicia. Hardaway llegó a ser candidato a MVP y Mourning tuvo una producción de all star. En playoffs se deshicieron de los Magic y los Knicks pero de nuevo los Bulls les apearon del sueño de la final (4-1). Los Heats continuaron acumulando presencias consecutivas en playoffs pero su bestia negra fueron los Knicks.

En el 2001 se rompió la racha y el equipo no tendría segunda fase hasta la temporada 2003-04 con Caron Butler y el recién llegado Dwyane Wade. Esa temporada Riley cambió el banquillo por los despachos y cedió su puesto a su ayudante Stan Van Gundy. El inicio fue desastroso y la victoria no llegó hasta el octavo partido pero más adelante encadenaron una racha de 18 victorias que les permitiría entrar de nuevo en playoffs. Lamar Odom, Butler y el rookie Wade (número 3 del draft tras LeBron James y Carmelo Anthony) llevaron al equipo hasta semifinales, cayendo ante los Pacers de Reggie Miller.

Hace tres temporadas los Heats dan un golpe de efecto adquiriendo a Shaquille O'Neal. Riley como entrenador se trajo al segundo mejor pívot -Zo Mourning- y como presidente conseguía el mejor de los últimos 10 años (con permiso de Duncan). Sin Caron Butler ni Odom pero con Shaq y Dwyane Wade llegaban a las finales de conferencia, cayendo eliminados por los Pistons en el sexto partido. El año siguiente se intercambiaron los papeles y los Heat llegaban a su primera final tras eliminar al equipo de la Motown tras 6 partidos. Y en una final inédita remontaban un 2 a cero ante Dallas para acabar sentándose en el Olimpo con un contundente 4-2. Riley conseguía el título como entrenador ya que tuvo que reemplazar a Van Gundy, que dejó momentaneamente al equipo por problemas personales.La cenicienta conseguía el título de NBA tras 18 temporadas de existencia.

Pero el sueño duró poco ya que en la temporada de confirmación del proyecto llegaron las lesiones de Shaquille, pero sobre todo la de Dwyane Wade, quien para muchos fue el mejor jugador de la NBA la temporada anterior. Ahí se vió la wadedependencia. Riley empezó como entrenador pero una lesión le apartó cediendo la dirección técnica a su asistente Ron Rothstein. Volvió Riley y se clasificaron los playoffs pero nuevamente los Bulls se cruzaron en su camino y les privaron del repeat. Las lesiones hicieron que Wade jugase solamente 51 partidos (los mismos que lleva jugados esta temporada) y eso resultó crucial.

El desastre total ha llegado en esta temporada. Wade se ha visto afectado por múltiples lesiones y Shaquille -lesionado y en el tramo final de su carrera- fue enviado a Phoenix a cambio de Shawn Marion. El cambio no les ha servido de mucho y, además, el ex de los Suns se ha visto contagiado por la plaga de lesiones que azota al equipo del estado de Florida. La situación actual es muy crítica. Llevan 13 victorias y 61 derrotas, el peor target de toda la NBA con diferencia (el segundo peor es Seattle con 17 victorias) y lo peor es que ni los aficionados se saben todavía los nombres de sus jugadores actuales. Por poner un ejemplo, en la derrota ante los Pacers del 31 de marzo, el cinco inicial estaba compuesto por Kasib Powell, Earl Barron, Mark Blount, Ricky Davis y Chris Quinn. De los cinco Blount era el segundo hombre en la pintura tras Shaq y Ricky Davis el sexto hombre y titular cuando no estaba Wade. Powell es un rookie que lleva 6 partidos como profesional con un promedio de 7 puntos; Barron cumple su tercera campaña con los Heats y lleva jugados 37 encuentros y Quinn es un sophomore con escasa presencia hasta la plaga de lesiones. En ese mismo encuentro jugó 30 minutos Joel Anthony, un pivot de 4 ptos y 4 rebs de media que lleva 16 partidos con los Heats; Stephane Lasme, un rookie desechado por los Sonics, jugó 23 minutos, que lleva sólo 8 partidos como profesional; también jugó 15 minutos el rookie Blake Ahearn (5 partidos sólo como profesional) y -éste sí es más conocido-Daequan Cook, el rookie de principio de temporada, que jugó cerca de 30 minutos pero que durante la temporada ha estado cedido al equipo afiliado de la D-League. Ahroa mismo están lesionados Marcus Banks, Udonis Haslem, Shawn Marion, Alonzo Mourning, Dwyane Wade, Jason Williams y Dorell Wright. ¿Alguien les ha echado un mal de ojo? Ante tal panorama Miami se enfrenta a una dura reconversión. Los pilares residen en Wade, Marion, Haslem, Cook, Blount y Banks. A partir de ahí, intentar cazar a Rose o Beasley en el draft y tirar de talonario para conseguir buenos agentes libres y alguna que otra sorpresa. Con Riley detrás, todo es posible.

video

3 comentarios:

BigBen dijo...

buena trayectoria de los heat. siempre han tenido buenos jugadores como tu dices con mourning, seikaly, shaq, rice, wade, hardaway...
x cierto siento sacarle un pero al articulo pero wade no fue el 3 de aquel draft. fue james, milicic, melo...

jr dijo...

Tienes razón. El fiasco del draft fue Milicic, un jugador que arrasó a nivel mundial en categorías inferiores -también lo hicieron Rentzias y Bogut- y luego KO tremendo.

jr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.