jueves, abril 03, 2008

El futuro de Thomas en los Knicks

Los Knicks vuelvena dar un nuevo cambio para intentar enderezar el rumbo. De momento éste no llegara en forma de traspaso ni en cambio de entrenador. El movimiento se ha dado en las alturas. Donnie Walsh ha dejado los Pacers tras 20 buenos años como ejecutivo y será el nuevo presidente de unos Knicks que a principios de temporada soñaban con los playoffs y ahora están entre los 5 peores equipos.

Las primeras elucubraciones se han centrado sobre la figura de Isiah Thomas. El fenomenal base ha pasado por momentos muy críticos en esta temporada, empezando por la implicación en un supuesto caso de acoso sexual y siguiendo con enfrentamientos con su estrella Stephon Marbury. Muchos ya pusieron en duda la continuidad de Thomas al final de la pasada campaña pero la dirección técnica de los Knicks decidió darle un voto de confianza tras la llegada de Zach Randolph. El equipo contaba con buenos jugadores como el propio Randolph , Eddy Curry, Jamal Crawford, Stephon Marbury, David Lee, Quentin Richardson, Nate Robinson, los currantes Jerome James, Malik Rose oRenaldo Balkman y el intresante rookie Wilson Chandler. Ni con esas. La llegada de Randolph ha oscurecido el juego de Curry y Lee (destacando pero off the bench) y Marbury ha estado forzando un traspaso con sus actuaciones. El resultado ha sido un desesperante balance de 20 victorias y 55 derrotas hasta el momento. Anoche perdieron estrepitosamente ante Memphis (114-130) en un partido en el que Javaris Crittenton y Juan Carlos Navarro se salieron desde el banquillo con 23 y 16 puntos, respectivamente.

De momento Walsh no ha dicho nada sobre la continuidad de Thomas. En un principio no tiene un concepto negativo ya que lo fichó para sus Pacers en el 2000, tomando el relevo de Larry Bird, que pasó a ser general manager. Thomas estuvo tres temporadas en los Pacers donde cayó en primera ronda de playoffs y empezó su relación con los Knicks la temporada pasada donde no llegó a la segunda fase, al igual que la presente. Curiosamente los Pacers de Walsh fueron el martillo de los Knicks a finales de los 90, con actuaciones magistrales de Reggie Miller en el Madison. Excepcional fue la del 2000 cuando Miller acabó el partido con 34 puntos, 17 de ellos en el cuarto cuarto que permitieron clasificar a los Pacers para la final de la NBA. Ahora esperan que la historia se invierta y que Walsh aporte, al menos, una década gloriosa para el equipo de la Big Apple.

video

1 comentario:

BigBen dijo...

paciencia walsh paciencia.