sábado, abril 26, 2008

Eclipse de Sol

El negro y plata de lo Spurs acabó oscurecinendo la soleada Arizona a semejanza de un eclipse de sol. Los Suns experimentaron una tercera derrota, ésta en casa, que da practicamente por finalizada su participación en playoffs. Los Sixers, por otra parte, son el equipo de moda en estos playoffs tras imponerse a los Pistons en el tercer partido, pasando a dominar las series. Dallas consiguió evitar el 3-0 con un triunfo en casa, aprovechándose del bajón de los titulares de los Hornets.

Spurs 115, Suns 99 (3-0)

Máldito primer partido

Los jugadores de los Suns todavía deben de estar tirándose de los pelos por dejar escapar el primer partido de la serie. Con un triunfo inaugural en San Antonio esta eliminatoria sería otra. Ahora, el 3-0 sirve para poner en entredicho la valía del entrenador y de los dos refuerzos que deberían conducir a los Suns a su primer anillo. En el tercer partido -en teoría el de la recuperación- los Spurs arrollaron desde el principio. Esta vez el protagonismo fue para el francés Tony Parker, quien firmó uno de sus mejores partidos de siempre con 41 ptos, 12 asit, 5 rebs y 2 robs. Tim Duncan, 23 ptos, 10 rebs, y Manu Ginobili, 20 ptos, 5 rebs, cumplieron con su condición de puntales. Si cumplieron por los Suns Amare Stoudemire (28 ptos, 11 rebs) y Leandro Barbosa (20 ptos), quien ocupó el sitio de tiular de un desdibujado Grant Hill (6 ptos). El que había de sumar intangibles en estos playoffs está acusando el cansancio de una temporada demasiado larga para sus problemas físicos. Si hubiera tenido descanso... También estuvo desaparecido el guía de estos Suns, Steve Nash (7 ptos, 9 asist). Si él no funciona, no hay equipo. Como los milagros no existen diremos que los Spurs pasarán 4-1 la eminatoria (4-2 sería arriesgar demasiado).

Hornets 87, Mavericks 97 (2-1)

Monstruoso Nowitzki

Dirk Nowitzki realizó un partidazo de escándalo (32 ptos, 19 rebs, 6 asist y 2 taps) para aupar a los Mavs a su primera victoria. Eso, el hecho de que jugasen en casa y que los Hornets se relajaron. Peja Stojakovic, David West y Chris Paul anotaron 43 ptos, unos 15 por debajo de su media y eso se nota. El sustento anotador vino a través del reserva Jannero Pargo (30 ptos). Jason Kidd tampoco hizo un partidazo pero estuvo más acertado tanto en tiro como en dirección y también respondieron los otros pequeños como Josh Howard (18 ptos) y Jason Terry (22 ptos, 6 rebs). Pero para que los Mavs estén en lo alto el alemán ha de hacer un sobresuferzo gigantesco. Veremos si lo acusa en el cuarto partido.

Pistons 75, 76ers 95 (1-2)

La cenicienta aguanta

Y, además, se atreve a humillar a los chicos de la Motown. El Wachovia Center vivió una fiesta del baloncesto y Samuel Dalembert hizo algunos partidos que sabe hacer cuando se acuerda de jugar y pudo él solito con el duro juego interior de los Pistons. El pívot antillano consiguió 22 ptos, 16 rebs y 2 taps mientras que sus oponentes rozaron el ridículo. Antonio McDyess, consiguió unos pírricos 2 ptos y 3 rebs mientras que Rasheed Wallace no hizo mucho más al sumar 2 ptos, 5 rebs y 4 taps. Sólo Richard Hamilton (23 ptos) y Tayshaun Prince (18 ptos) estuvieron a la altura de las circunstancias mientras que por los Sixers la imagen fue totalmente distinta a la del segundo partido. Andre Miller fue el líder espiritual con 21 ptos y el resto sumaron, que de eso se trata. Veremos el temple de unos Pistons que deben de tener ya en mente su eliminación en los pasados playoffs a manos de los Bulls.

video

2 comentarios:

alexpunzi dijo...

asasbusestoy completamente de acuerdo con el titular que haces del partido de los suns... el primer partido les hudio totalmente

jr dijo...

Cuando llegan playoffs no dan pie con bola. Y eso lo tiene, por ejemplo, el no defender, tener banquillo corto...