jueves, marzo 04, 2010

Sacrilegio Rodríguez



Bill Walker fue considerado uno de los talentos más importantes surgidos desde el instituto en los últimos años. Junto a OJ Mayo formaron el tándem más poderoso del país pero todo se torció por culpa de las lesiones. La más grave le llegaría en Kansas State, en su año freshman. Ligamentos cruzados, ya se sabe. Era una reproducción de la que ya sufrió en el 2003. En su año sophomore disfrutó de un alivio y formó junto a Beasley otra gran pareja, en esta ocasión en la universidad. El talento del chaval era evidente y se presumía una elección alta en el draft del 2008 pero de nuevo las lesiones llamaron a su puerta. Fue en un workout con los Warriors. Su rodilla sufrió un tercer ataque lo que le relegó a la posición número 47 del draft. Los Wizards lo seleccionaron para luego traspasarlo a los Celtics. Tras pasar más tiempo en la D-Legue que en la NBA formó parte del trade que envió a Nate Robinson a Boston.

Anoche, ante los Raptors, Bill Walker jugaba su primer partido como titular en la NBA y lograba su tope personal con 22 puntos. Batía por segunda noche consecutiva su mejor registro (21 en el partido anterior) y reclamaba ante los micrófonos una oportunidad. ¿Estamos ante un nuevo héroe para el Madison? ¿Será el nuevo enemigo para los ultras españoles?

Desde que la nueva hornada de españoles entró en la NBA, mucho se ha escrito sobre los enemigos de la patria. Las manías de McMillan con Sergio y Rudy, que si Mike James, TJ Ford y ahora Jarrett Jack no le llegan ni a la suela del zapato a Calderón, que si los medios americanos son “tontos” por tildar a Pau de blando

Sergio Rodríguez ha centrado el debate en los últimos años. Entre los detractores, los argumentos de que es un base que puede venir bien para un momento determinado de un partido y que sí, que el chico tiene arte pero poco más. Los defensores a ultranza ven artimañas ocultas para impedir la progresión del canario y le colocan como máximo responsable del campeonato mundial conseguido en Japón.

Sergio llegaba a la NBA después de protagonizar un buen año en Estudiantes. La exigencia física y defensiva que requiere la competición -y no sólo por tener un entrenador respetuoso con los sistemas defensivos- pronto pasaron factura en el ex estudiantil. A no ser que seas un super talento, claro.

Sergio ofreció buenas actuaciones con cuentagotas, disputando muchos o pocos minutos. Ha jugado con tres entrenadores distintos. Uno, más riguroso con la defensa, otro, Westphal, con un perfil más atacante pero ordenado, y otro, D’Antoni, con el caos por sistema. Cuando se mudó a Sacramento había grandes esperanzas pero su juego pronto las diluyó.

Su aterrizaje en New York fue mucho mejor, gozando de muchos minutos y jugando de titular…Pero los números no cuadraban. ¿Si en Portland era capaz de repartir 7 asistencias en 10 minutos por qué ahora no pasa de 5 en 30? Conclusión. Los compañeros son una banda. Curiosamente, cuando se confirma su traspaso a la Gran Manzana, se habla de lo provechoso que puede ser para el jugador compartir minutos con Lee, Harrington, Gallinari, Chandler…Se podía salir como base pasador…Pero las derrotas y su escaso impacto han acabado ya por relegarle al banquillo ante la irrupción de Bill Walker, aquella megaestrella de instituto con las rodillas de cristal. Y no descarto que Toney Douglas le vaya comiendo minutos o que D’Antoni utilice más a House de base si el experimento funciona más o menos bien (hablamos de 3 victorias cada 10 partidos, por ejemplo).

¿Se acabaría la aventura para Sergio? ¿Todos, incluido el jugador, deben de pensar en que lo mejor, tal vez, es reordenar su carrera y retornar a sus orígenes? ¿O es mejor que siga y le buscamos nuevos enemigos? D’Antoni y Walker pueden ser los primeros…

17 comentarios:

General Espartero dijo...

Estoy de acuerdo contigo... en parte.

McMillan es un sieso. Es el Oscar a la incapacidad manifiesta. Pero eso con o sin Rudy, Sergio o el mismísimo Roy. Este año se le ha criticado por lo mismo que el año pasado, la rotación en el puesto de base. No se le ha criticado (al menos desde medios entendidos) por no darle minutos a un Rudy que no está al nivel del año pasado. Lo que se criticaba hasta el año pasado es que existía una conexión entre Sergio y Rudy que apenas se aprovechó. Aunque fuera como mero recurso.

Sam Mitchell, conocido por confundir el Tau con 'El Gato', es otro entrenador con un contenedor de serrín por cerebro. Las quejas no eran por los pocos minutos de Calderón cuando llegó a la liga, eran porque cuando Calderón llegó a un buen nivel de juego el equipo (sobre todo Chris Bosh) se sentía más cómodo con un base con un perfil más de director como él. Nadie tomó cartas en el asunto hasta que el propio Chris Bosh se pegó una rajada reclamando menos estadísticas individuales y más capacidad de decisión cuando los partidos estaban calientes. Esta temporada sin embargo está claro que Calderón no está a su mejor nivel.

En lo que sí estoy de acuerdo contigo es lo que le ha pasado a Segio en el último año y medio. Su relación con Westphal no era mala, tuvo oportunidades pero aunque el propio Westphal le reconoció su buen trabajo también le dejó que era el tercer base. Luchó por el puesto y no lo consiguió.

Camino de lo mismo está en NY. Ha tenido un partido bueno y varios partidos muy discretos de titular. Promedia 7-8 puntos, a todas luces insuficientes. Sobre todo cuando el que le sustituye hace más de 20 en su primer partido.

A mi juicio el principal problema en ataque de Sergio es su selección de tiro y su tendencia a buscar 'EL PASE'. Cuando tienes buenos finalizadores puedes acabar con más de 10 asistencias jugando así, pero si los compañeros tienen otro corte vas a chocar con el equipo.

Un saludo!

jr dijo...

Es un artículo políticamente incorrecto en el que invito a muchos medios a analizar sobre el juego que hace Sergio y dejar de un lado los fantasmas inexistentes que muchos ven. Estamos hablando de entrenadores que han sido Coach of the year y que han sido vilipendiados por dar pocos minutos a algunos jugadores españoles.

Me he dejado a Blake, al que se le ha fustigado en público desde aquí cuando es un correcto base. Ni bueno, ni malo.

A mí tampoco me acaban de gustar ni McMillan ni Mitchell pero no son culpables ciento por ciento de los malos momentos de algunos jugadores. Yo entiendo que todo entrenador siempre quiere contar con los mejores o con los más adecuados según el momento y circunstancias.

En cuanto a NY pienso que el equipo tiene buenos finalizadores; chupones, pero buenos. Tal y como se computa la asistencia en la NBA, debería llevar unas cuantas más de media.

Pero tampoco hay que fijarnos tanto en los números para juzgar a Sergio. Simplemente defiende poco y no es un base director. Es un base de momentos, un base revulsivo, como Tomás Jofresa en su día (mejorado), con más problemas de adaptación que otros jugadores, y que se fue muy rápido y el trajín de la NBA no deja casi tiempo para aprender. Yo creo que le hubiera venido bien volver a la ACB e intentar el retorno un par de años después

Jacobo Rivero dijo...

La llegada de Sergio a NYK encierra una trampa. A D'Antoni le gusta que el equipo corra, a Sergio le gusta correr, pero al resto del equipo no parece que la velocidad le vaya tanto. ¿Con quién puede conectar Sergio? Me costaría averiguarlo.

No soy un 'ultra ñba', pero sí que creo que Sergio puede tener sitio en la liga de Stern. Eso no significa que vaya a ser una megaestrella, porque eso es imposible, y sólo un tipo como Pau (con las particulares características que tiene) puede acariciar esa sensación.

Quién crea que Sergio va a hacer más de 20 ptos y 10 asistencias en todos los partidos alucina. Sergio, si se le da tiempo, hará buenos partidos y otros más discretos. Punto. No nos olvidemos de cuánto y cómo jugaba Fernando Martín no hace tanto.

A mí Sergio me parece un gran jugador, espero que tenga suerte, y paciencia, en los Knicks.

Jacobo Rivero dijo...

En cuanto al tratamiento mediático de los españoles en la NBA estoy totalmente de acuerdo contigo. Los entrenadores allí tienen un rol muy especial. Fustigarlos desde la prensa por herejes y antiespañoles es absurdo y demuestra una mala cultura deportiva.

Pero es lo que hay...

No sé si me explico, hoy estoy algo espeso.

jr dijo...

Te explicas muy bien Jacobo.
Yo no digo que no tenga sitio. De hecho creo que lo puede tener pero con un rol determinado y no como un base titular con más de 30 minutos de media por decreto, que es lo que muchos venden desde aquí. De hecho el freestle americano, digámoslo así, beneficia más al tinerfeño que no un juego más de coach, como el que predomina en Europa, por ejemplo.
Tal vez lo que me cabrea más es que algunos de los medios, sobre todo audiovisuales, que dan la espalda descaradamente al baloncesto, luego sólo lo tratan para hablar si Sergio ha tenido minutos, si a Gasol no le dejan tirar o si Lebron ha hecho un mate con la lengua...

General Espartero dijo...

La lista de entrenadores que han sido elegidos el mejor del año y son malísimos es muy extensa: Gene Shue, Mike Schuler, Don Chaney, ... McMillan y Mitchell son sólo dos más. Si tengo que quedarme con uno prefiero a McMillan.

Blake es, en cuanto a promedios, similar a Sergio Rodríguez. En el tiempo que lleva Sergio en los Knicks tiene los mismo números que Blake esta temporada. En el total de la temporada Blake promedia 1 punto más. La principal diferencia es que Blake ha jugado 30 partidos como titular este año, Sergio 5. Casi nada. A la vista de estos datos si Blake no es ni bueno ni malo pero tiene sitio en la liga, ¿en qué lugar deja eso a Sergio?

¿La autocrítica nos ciega? ¿Tanto nos influencian las opiniones de 'la caverna mediática' como para irnos al otro extremo?

En mi opinión no es ni tanto ni tan calvo. En ocasiones sí es cierto que los entrenadores se han equivocado perjudicando a los jugadores españoles, pero también es cierto que en otras ocasiones los nuestros no han estado a la altura.

No creo que exista antiespañolismo en la NBA, aunque sí que se sobreestima el producto USA.

Un saludo!

General Espartero dijo...

El caso de Sergio ahora es claro: no está respondiendo a la altura suficiente para hacerse con un puesto de titular.

jr dijo...

Por eso pido a todos un ejercicio de veracidad periodística y análisis riguroso. Si lo hace bien, que reivindiquen minutos. Si lo hace mal, que no pidan imposibles.

Pirrimarzon dijo...

Me sorprenden tus palabras, jr. No esperaba un post tan crítico con Sergio, después de la buena acogida que había tenido por todo el mundo su llegada a NY. Es cierto que lleva pocos partidos, que todavía no ha hecho un partido de... 15 asistencias o así, pero no creo que sea necesario eso para que D'Antoni se dé cuenta del tipo de jugador que tiene en la plantilla.

Dar por muerto a un tipo de 23 años que procede además de equipos donde tampoco ha sido pieza fundamental... no creo que sea la solución.

El otro día hablaba de Blatche y de lo mucho que ha mejorado. Pues bien, el 4 de los Wizards también tiene 23 años, y ha tenido que marcharse Jamison para que empiece a cuajar en la liga. Cierto, sus cualidades son otras a las de Sergio, pero hay que pensar también en el equipo que Walsh piensa tener el año que viene para tratar de ubicar a Sergio en este esquema. Digamos que el canario ha llegado a NY antes de tiempo. Antes de que su GM haya formado el equipo quiere, que corra, que salte, y que no peque de egoísmo. Y eso es NY ahora mismo, un equipo de individualidades. Pueden ganar algunos partidos, pero esa sensación de banda no la quita nadie.

Walker qué ha hecho? Beneficiarse de la situación. Salir sin base y hacer como que no se note mucho. Claro, él tiene el físico para hacerlo, una especia de Chandler más bajito, y que se emparejaría con el base rival. Eso sí, Walker es un alero y juega de eso, no nos equivoquemos.

Veremos el año que viene el equipo que hace Walsh, y ya opinaremos.

Saludos

jr dijo...

El tono crítico lo fuerzan determinados medios de comunicación. Me he suavizado más en los comentarios. Cuando se produjo el cambio me alegré por él pero considero que no es un base de 30 minutos. Al menos no es un estilo de base que me guste mucho porque le veo más revulsivo que director. Tal vez sea la edad. Antes me gustaban mucho los bases muy anotadores y ahora los veo como dañinos para el juego colectivo. Un ejemplo, Jaka Lakovic. Muy bueno si jugara como escolta porque tiene un gran lanzamiento y no lo hace mal penetrando pero no sabe dirigir y el resto de compañeros juegan peor cuando el está dirigiendo. En este caso su handicap es el físico. Si midiera 1.90 o más, sería dominador.

The Virus dijo...

Coincido contigo General.

En cuánto a Bill Walker, yo le ví jugar en los Celtics y sobretodo en los Maine Red Claws de la D-League y os puedo asegurar que el chaval tiene muchísimo talento y que en los Knicks tan sólo es mejor David Lee.

Ojo al tandem que puede formar cómo James, Wade o alguien por estilo llegue a la gran manzana.

Pirrimarzon dijo...

@jr: te refieres a Sergio o a Bill Walker? Y si es a Sergio, crees que Sergio es un base anotador? Yo lo flipo.

@TheVirus: Sin menospreciar a Walker, recuerda que en NY hay gente como McGrady o Chandler. A mí este último me gusta muchísimo, a pesar de no ser un anotador compulsivo o un rellenaestadísticas.

Saludos

jr dijo...

No exactamente pirri, que te veo demasiado acérrimo del chacho...Sergio es un fastfood, un revienta partidos, un hombre capaz de alterar un encuentro con pases increibles y alguna buena racha en el tiro...desde luego que no es un anotador porque no tiene un buen tiro y es mejor pasador. Y que sea mejor pasador que anotador no significa que sea buen director. Lo único que digo es que ahora mismo nadie puede reivindicar 30 minutos de media para Sergio. Ojalá ocurra en un futuro.

Marc Calduch dijo...

Hola tras ver tu interesante blog te animo a apuntarte a mi nuevo foro donde seras el manager de tu equipo, rapido que se acaban los equipos. http://probasketmanager.foro-activo.es/

J-Bo dijo...

He visto un poco por encima los partidos de los Knicks, pero a mí me dan la sensación de que están haciendo un training camp hasta finalizar la regular season.

Hacen su experimentos, prueban a determinados jugadores en determinados roles, pierden algunos partidos y suben posiciones en el draft. Simplemente.

Sacar conclusiones de estos partidos no me parece demasiado serio. Aunque se agradecen y mucho este tipo de post que invitan a la reflexión.

Saludos

Almanzor dijo...

Llego tarde al post. Para mí walker estaba llamado a ser el robo del draft y ahora veo que empieza a coger aire. Yo creo que Sergio no tiene la maldad para crear el caos y lucirse como han hecho otros jugadores. Yo en mi post sobre Sergio dije que hasta que no acabe la temporada no voy a juzgarlo, asi que me reservo.

Saludos

Anónimo dijo...

poner en duda a un talento descomunal como sergio rodriguez que en el play off de cuartos contra unicaja se comio a dos bases titularisimos en sus repectivoes ekipos nacionales como cabezas y el argentino akel que ha puteado a kien se le ha puesto delante y que hace 100 veces mejor y mas rapido klo que hace buestro idolotrado ricky rubio claro como uno es catalan pùes ya se nos llena la boca el otro es canario que lo zurzan que bonito