lunes, junio 01, 2009

NBA Finals: ¡¡¡¡¡Que siga la fiesta!!!!

Eso deben pensar los seguidores de Orlando Magic. La portentosa exhibición de Dwight Howard acabó con la final soñada por David Stern y la firma comercial Nike, que durante este tramo final nos ha estado divirtiendo con los muppets de Kobe y LeBron. King James se quedó con la corona del MVP pero sin el anillo, que es el que da grandeza a un jugador. Pregúntenle a Charles Barkley, Karl Malone, John Stockton o Pat Ewing que se sienten sin un anillo...


La final será menos mediática pero con el denominador común del emporio Disney en sus versiones Disneyland (LA) y Disneyworld (Orlando). Orlando accedía a la final del 95 con un poderoso y jóven pívot llamado Shaquille O'Neal y con otro hombre llamado a hacer grandes cosas en la NBA, Anfernee Hardaway, pero al que las lesiones le acabaron lastradando. Junto a ellos, dos killers del perímetro como Nick Anderson y Dennis Scott, un veterano díscolo como Horace Grant y soldados rasos interesantes como Anthony Bowie y Donald Royal. El sueño se acabó pronto. Houston conseguía su segundo anillo por méritos propios y desméritos del rival (fallón en los momentos claves). Otro pívot, Hakeem "The Dream" Olajuwon lideraba un conjunto integrado por secundarios de lujo (Maxwell, Thorpe, Smith, Cassell, Horry) y una veterana estrella, Clyde Drexler, en busca de un anillo que finalmente llegó.


De nuevo volverán a enfrentarse dos pívots. Tal vez los hombres más regulares de todos estos playoffs. Dwight Howard ha subido un peldaño más en su progresión y en esta temporada ha dejado de ser únicamente un tipo que hunde con fuerza el balón y estira los codos hasta el infinito en la zona. En frente Pau Gasol, el hombre que nunca deja de progresar y que ha demostrado rendir muy bien de pívot pero también de manera sensacional jugando de cuatro. Salvando las distancias, no queda tan lejos aquel duelo Shaquille-Hakeem, aquel enfrentamiento entre fuerza bruta con talento y técnica. Howard y Gasol bien podrían interpretar sus papeles en unas series donde el talento también vendrá de la mano de Turkuglu, Bryant, Odom, Lewis...¿y Nelson? Según las palabras del presidente de los Magic, el menudo base all star de los Magic podría ayudar al equipo en estas finales después de estar prácticamente descartado tras su lesión anterior al all star game. Pese a que coincide con el mejor juego de Alston -sobre todo en los partidos cuatro y seis contra Cavs- Van Gundy se llevaría una gran alegría ya que supone añadir un peligro más en el perímetro.

Este martes tendremos el primer capítulo de unas finales que pueden ser muy agradecidas. ¡Cómo me gustaría que los Magic recuperaran la vestimenta negra a rayas blancas con la que debutó en la NBA y que los Lakers jugasen de oro y púrpura!... ¿Algún avispado ejecutivo habrá pensado en ello?

13 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Saludos.

Es evidente que una final Lakers-Cavs hubiera sido más mediática, pero para mí también hubiera sido mucho menos bonita de ver de cara al baloncesto.

Cleveland es un equipo que aparte de los 4 o 5 highlights de LeBron que siempre son esectaculares, suele ser bastante aburrido de ver n muchas ocasiones y además su estilo defensivo probablemente hubiera dejado brillar menos también a los Lakers, mientras que la final Lakers-Magic va a ofrecer mejor baloncesto de cara a la vista y posiblemente deje algunos partidos para el recuerdo... o no.

De cara al baloncesto en estado puro, pienso que va a ser la mejor final.

jr dijo...

Y si Bynum recupera el nivel y juega muchos minutos veremos a Gasol de 4 y en frente tendrá a un triplero. Veremos como actúa Phil Jackson al respecto.

Dr. Basket dijo...

A ver si los Magic son capaces de mostrar el alto nivel exhibido contra los Cavs, una vez más contra los Lakers.

Yo también confío en que vamos a ver un gran expectáculo.

Saludos.

costalgaraldals dijo...

toooma, toma, toma toooma, toma toma ... que gran final nos espera con dos EQUIPOS con mayusculas ¡¡¡

Jose J. Villaluenga dijo...

Los Lakers van a sufrir mucho con Rashard si 'tito' Phil se empeña en hacer pupa en la zona...

Hay que ser inteligente y darse cuenta que esta eliminatoria si la pierden los Lakers, va a ser en el juego exterior.

Yo también quiero que vuelva la vestimenta negra de los Magic. Es legendaria.

BigBen dijo...

De Shaq a Howard...no esta mal el cambio.

De todas maneras, creo que la final es amarilla. No va a ser un barrido (o eso espero), pero al mismo tiempo espero, por el bien del espectaculo, que los Magic no se conformen con lo que han conseguido hasta ahora...

Pirrimarzon dijo...

Yo creo que el que se va a tener que multiplicar en esta final es Ariza, que tendrá que tapar los agujeros de desplazamiento de balón que provocan Lewis y Turkoglu, porque ambos jugadores son más rápidos que los alapivots que vayan a defenderle, Odom o Gasol.

J. Mercadal dijo...

A mi lo que más me impacienta por ver las Finales es la estructura tan diferente que poseen los dos equipos. Los Magic han conjuntado a dos jugadores atípicos como Lewis y Turkoglu y cuentan con un gran pivot que se basta y se sobra para abarcar toda la pintura el solo. Los Lakers juegan el Kobe-sistema. Espero que Pau no se pare el sólo lanzando ocho tiros por partido y asuma responsabilidades, igual que Odom. Esta bastante abierto aunque los favoritos son los angelinos, claro.

Mo Sweat dijo...

Para mí la gran clave de los Lakers va a ser Odom.

Bias dijo...

4-2 para Lakers!! Ahí queda.

jr dijo...

El 4-2 para Lakers lo aventuré en la porra de solobasket antes de empezar playoffs, aunque no lo tengo nada claro. Mo, tienes toda la razón. Los Lakers han jugado bien con Gasol y Kobe a buen nivel en los dos últimos pero justo ahí ha aparecido un personajito que ha marcado las diferencias y que antes estaba 2missing perdio".

Wayne Robinson dijo...

Te veo entusiasmado ante esta final. Yo no puedo decir lo mismo pero al menos he resuelto un problema moral. Ahora voy definitivamente con los Lakers. Y un duelo entre pivots dominantes como los de antes estaría genial pero con Bynum fuera de forma...
Gasol jugará de 5 muchos minutos. De hecho es que para mí Gasol ya es un 5. Ya no se acuerda de jugar de 4. Está más fuerte y menos rápido.

jr dijo...

Es que es bonito disfrutar con los grandes centers. Soy un romántico.