jueves, octubre 30, 2008

NBA de la A a la Z: Portland Trail Blazers

Portland Trail Blazers

¿Puede un equipo en el baloncesto moderno ganar el anillo en su primera comparecencia en playoffs? Pues esos fueron los Blazers de Maurice Lucas y Bill Walton. Fue en la temporada 76-77, justo seis temporadas después de su debut en la NBA. Desde entonces, 25 participaciones en segunda ronda en 26 ediciones. Especialmente especial para los españoles fue la campaña 86-87 en la que debutó el primer español, Fernando Martin. El pívot madrileño llegó a un equipo totalmente hecho con figuras de primer orden como Kiki Vandeweghe, Clyde Drexler y los pívots Sam Bowie y Steve Johnson, amén de los jóvenes Terry Porter, Jerome Kersey y Kevin Duckworth,entre otros. Ésta fue la base del equipo que volvió a las finales en 1990 y 1992. En la primera cayeron ante Detroit Pistons y la segunda contra Chicago Bulls. Ambos equipos fueron entrenados por Rick Adelman,

Este ha sido el techo tras el prematuro y único anillo. A finales de los 90, con Mike Dunleavy en el banquillo, los llamados "Jail Blazers" flirtearon con la final. En aquel equipo había chicos malos de la talla de Isaiah Rider, Damon Stoudamire, Rasheed Wallace, Brian Grant, Bonzi Wells o un joven Jermaine O'Neal. Arvydas Sabonis fue el único en poner un poco de cordura en un equipo de locos. Pudieron ganar el anillo pero chocaron con los Spurs y Lakers. En este último año grande, Scottie Pippen se unió a la fiesta sin conseguir el premio deseado.

A partir de ahí vino la cuesta abajo hasta acabar en nuestros días, donde Nate McMillan dispone de un equipo que puede ilusionar mucho por la gran cantidad de valores que tiene, entre los que destacan el número 1 del draft del 2007, Greg Oden y los españoles Rudy Fernandez y Sergio Rodriguez.
Temporada 07-08

La lesión de Greg Oden les marcó muchísimo la temporada pasada. Con él podían haberse metido en playoffs pero acabaron con un balance de 38-44, insuficiente en el Oeste. Tras un mal inicio consiguieron recuperarse gracias al empuje del líder Brandon Roy, la progresión de LaMarcus Aldridge y la explosión definitiva de Travis Outlaw, quien ha sido su mejor hombre en el inicio de la 08-09. La poca consistencia de sus bases y el agujero en el puesto de cinco fueron sus puntos flacos. Por lo que respecta a lo primero, el gran damnificado fue Sergio Rodriguez, que pasó de ser un refrescante y atractivo rookie a un sophomore que habitaba en el fondo del banquillo.


Roy fue su mejor hombre en ataque, con 19 ptos, asistencias, 5.8, y robos de balón, 1.1. En tareas defensivas, LaMarcus fue líder en rebotes (7.6) y en tapones, con más de 1 por noche. Del resto, sólo buenos números de Outlaw y Martell Webster, otro que también mejoró.


A parte de Oden, la principal novead es la llegada de Rudy Fernandez, quien ha arrasado nada más llegar, siendo un jugador importantísimo no sólo en la pretemporada sino en el primer partido de la regular season. El esguince de Oden a las primeras de cambio ha supuesto un duro contratiempo ya que el pívot se perderá, con casi toda seguridad, más de 10 partidos. En torno a él hay un equipo que cuenta con aspiraciones para, al menos, pasar una ronda en playoffs.Brandon Roy seguirá ejerciendo de líder y Rudy, desde el banquillo, dinamitará los partidos. Charles Outlaw va a ser un jugador muy importante y Webster también lo debe ser. El gran complemento en la pintura para Oden será LaMarcus Aldridge, quien debe de consagrarse ya en su tercer año. Al igual que en los últimos años, el puesto de base es lo que más flojea. Blake se ha asentado en el puesto de director y parece que entre él y Roy van a dejar pocos minutos para Sergio. Al menos, ante rivales complicados. Además, la presencia del combo Jerry Bayless, tremendo anotador en Arizona, Digou, Battum, Przybilla y Frye compondrán una segunda línea interesante, sobre todo en cuanto a potencia reboteadora.

Si se reponen de la temporal pérdida de Oden, pueden ser uno de los equipos revelación. Lo sucedido en el primer partido ha sido, al menos así lo creo yo, un accidente.