martes, octubre 28, 2008

NBA de la A a la Z: Phoenix Suns

Phoenix Suns

La historia de los Phoenix Suns viene marcada por haber perdido un partido. Fue el 5 de junio del 76, ante los Boston Celtics en su primera final de la NBA. Era el
quinto partido de una serie de grandísima calidad. Art Geard, jugador de los Suns, forzaba la tercera prórroga en el último suspiro del segundo tiempo extra ante los enmudecidas 15.000 almas congregadas en el Boston Garden. Los Celtics acabarían ganando el partido por 126-128 en el considerado "best game ever", resolviendo la serie en el sexto partido (4-2). Paul Westphal, Alvan Adams y Dick Van Arsdale eran sus mejores hombres, aunque no pudieron con un gran equipo liderado por Jo Jo White, Dave Cowens y John Havlicek.

Los Suns habían nacido 7 temporadas antes, en la 68-89 y Jerry Colangelo fue su primer GM. Hasta la final tuvieron una sola participación en playoffs e incluso la temporada 75-76 Phoenix no era candidato ni en sueños pero una gran serie ante Golden State Warriors (4-3) les llevó a acariciar el sueño del anillo. Una de sus primeras estrellas fue el Hall of Fame
Connie Hawkins, quien no contó nunca con un equipo lo suficientemente competitivo. Fue uno de los precursores del baloncesto moderno y todo un "artista" en el dominio del balón con una sola mano. En España veríamos luego a Ottis Howard en Barcelona, Ferrol y Tenerife intentando hacer lo mismo con notable éxito.

Aquel partido, marcaría y mucho la historia de esta franquicia de Arizona, famosa por los grandes equipos que Lute Olson ha tenido en la Liga Universitaria con los Wild Chats. Tras aquella final perdida se sucedieron muchas presencias en playoffs pero sin premio alguno.
Walter Davis, Larry Nance y Dennis Johnson se unían al omnipresente Adams en el liderazgo del equipo.
En el 87 la historia daría un giro con un gran escándalo de drogas en el que se vieron implicados jugadores de los Suns como
Jay Humphries y James Edwards. Se produjo un giro radical y el equipo fue renovado tanto a nivel empresarial como deportivo. Se producía un trueque que cambiaría la reciente historia de los Suns. La franquicia decidía deshacerse de su estrella Larry Nance y del correcto Mike Sanders. Ambos eran enviados a Cleveland a cambio de un chaval que prometía mucho pero que tenía el puesto cubierto por Mark Price. Kevin Johnson llega a Arizona junto con los cumplidores Mark West y Tyrone Corbin . Aquella temporada el equipo terminaba con triste 28-54. El curso siguiente, con Cotton Fitzsimmons en el banquillo lograban 57 victorias y 27 derrotas. Había llegado Tom Chambers, el primer agente libre de la historia, para liderar al equipo en ataque. KJ conseguía el premio a mejor progresión y Eddie Johnson el de mejor sexto hombre. Cayeron 4-0 ante Lakers pero los 118 ptos de promedio y su baloncesto endiablado conquistaron a la NBA.

Aquel equipo "quitaba el sentido" pero era incapaz de ganar en los partidos claves. En la 92-93 añadieron a su roster un hombre que les podía ayudar a conseguir el anillo.
Charles Barkley, cansado de sufrir en Philadelphia venía a cambio de enviar a Tim Perry y Jeff Hornacek a los Sixers. Sir Charles fue MVP de la liga y llevó a su equipo a rozar la gloria. En este caso fue el fatídico sexto partido ante los Bulls el que les privó del éxtasis. Un triple del secundario John Paxson acababa con las esperanzas de los Suns y de Barkley, a quien se le escapaba su tan deseado entorchado.

Aquel equipo fue diluyéndose -Barkley lo siguió intentando sin éxito con los Rockets- y se pasó a una época marcada por los grandes bases como
Jason Kidd, Stephon Marbury o un venido a menos Anfernee Hardaway. Con Mike D'Antoni se revivió el espíritu del run and gun de Fitzsimmons, logrando 62 victorias en la temporada 04-05, igualando la marca que consiguiera Paul Westphal en el año de su segunda y última final de la NBA. La fórmula D'Antoni -correcalle+triples+plantilla corta- acabó desmoronándose la pasada campaña con unos pobrísimos playoffs, pese a contar con gente del calibre de Steve Nash, Amare Stoudemire, Shaquille O'Neal o Grant Hill. Por fin los Suns conseguían a un pívot enorme...pero éste llegaba con tres años de retraso. El 4-1 de los Spurs en primera ronda liquidaron el proyecto del italoamericano y propiciaron la llegada de Terry Porter, un nuevo mesías con nuevo método.

Temporada 07-08

Los Suns lograban hacerse con los serivios de Gran Hill, jugador al que las lesiones le han robado algún que otro MVP. La temporada resultó correcta pero para afrontar los playoffs necesitaban fuerza interior así que enviaron a Miami al díscolo
Shawn Marion y se trajeron a Shaq. Stoudamire podría jugar más libre como cuatro y O'Neal permitiría asegurar contundencia e intimidación en la zona. El invento no acabó de funcionar muy bien porque el gigantón llegaba tras sufrir muchas lesiones y, además, con una edad ya considerable. Los Spurs de Popovich dieron buena cuenta de ellos a pesar de que todo pudo haber cambiado si los soles se hubieran asegurado el primer partido de la serie, que tenían prácticamente ganado. Nash, que rayó a gran nivel, veía como su reinado tocaba a su fin con la irrupción definitiva del joven Chris Paul.

Estadísticas regular season 07-08

Amare Stoudamire dejaba olvidada la lesión que había minado su rendimiento y acabó con 25 ptos de media y 2.1 tapones, a los que añadió 9 rebotes. El máximo reboteador fue Shaquille O'neal, con más de 10 capturas por noche. Nash volvió a ser el mejor pasador con 11.1 asist. por partido y Marion lideró a los ladrones, con 2 robos por sesión.

Temporada 08-09

El cambio de entrenador estaba cantado y la sucesión de nombres que se barajaron fue importante. El afortunado resultó ser el ex ténico de los Bucks y enorme base de los Blazers, Terry Porter. El nuevo coach llega con un nuevo método bajo el brazo que requiere de más consistencia defensiva y de menos abuso en el lanzamiento triple. Ya se ha visto durante esta pretemporada. Sus principales adquisiciones han sido
Matt Barnes , Louis Amundson , Goran Dragic y, sobre todo, el rookie Robin Lopez , quien deberá aprender mucho de Shaquille O'Neal. La otra novedad ha sidoe el base de Virginia Sean Singletary, cuyo perfil obedece al de jugador rapidísimo y muy ofensivo. No encaja con Porter aunque llegó a través del traspaso de DJ Strawberry -recientemente despedido por los Rockets.

Esta temporada se presenta con muchos interrogantes ya que muchas de sus figuras son ya muy veteranos. Stoudamire debe seguir subiendo un peldaño más y hay muchas esperanzas depositadas en el sophomore
Alando Tucker así como en el base esloveno Goran Dragic , quien ha sustituido a Nash - por lesión- como titular en algún que otro partido de pre season.

No van a luchar por el anillo pero sí deberían hacer unos playoffs decentes. Pecando un poco de optimismo, les veo en semifinales de conferencia y a partir de ahí... a seguir soñando.

1 comentario:

BigBen dijo...

posiblemente la epoca buena de los suns se paso sin que d'anotni se diera cuenta de que con sus cosas no iba demasiado lejos, aun asi, una decision polemica de la nba les privo de la final.