jueves, octubre 09, 2008

NBA de la A a la Z: Miami Heat

Miami Heat

Los Miami Heat es el único equipo creado a partir de la década de los 80 que ha conseguido proclamarse campeón de la NBA. Precisamente jugó la final y ganó en el 2006 ante Dallas Mavericks, que se inició en la NBA a principios de los eighties.

Sus inicios fueron muy flojos, con 15 derrotas y con el rookie Kevin Edwards como máximo anotador. Pasó gente muy intersante en esos primeros años como el libanés Rony Seikaly, el rocoso Grant Long, los excelsos Glen Rice y Steve Smith o el general Sherman Douglas.

Tuvieron su época dorada cuando llegó Pat Riley al banquillo, procedente de los Knicks. En la 96-97 disputaron la final de la Conferencia Este, que perdieron ante los Bulls por un contundente 4-1. Tim Hardaway y Alonzo Mourning fueron los líderes de un equipo intenso y duro formado por gente con mucho oficio como Isaac Austin, P.J. Brown, Dan Majerle o el carismático jugador serbio Sasha Danilovic.

Con Riley en el banquillo no llegaron a saborear las mieles del triunfo. Éste llegó con Mr. gomina en los despachos y Van Gundy en la dirección técnica. Dos hombretones tuvieron parte del éxito. En el 2003 llegó Dwyane Wade para iniciar una revolución de calidad a la que se sumó Shaquille O'Neal un año después. En el 2005-06 se conjuraron para tocar la gloria. No olvidemos, eso sí, que aquel equipo tenía habitantes de Antoine Walker, Udonis Haslem, Jason Williams, Gary Payton o Alonzo Mourning. Estos dos últimos veían premiada una gran carrera con su único anillo de campeones.

La última temporada el equipo vivío una epidemia de lesiones y uno de sus principales activos, Shaquille O'Neal, fue traspasado a Phoenix a cambio del polivalente Shawn Marion.

Temporada 07-08

Repitieron las mismas victorias que en el año de su debut, 15, en lo que es una de las caídas en piacado más alarmantes de un recién campeón de la NBA. Como decíamos anteriormente, el equipo estuvo masacrado por las lesiones. Wade, Shaquille, Williams, Blount, Cook... Ante tal alto índice de "siniestros", el equipo tuvo que recomponerse con jugadores de segunda fila, llegándosele a llamar el equipo de la DLeague. Earl Barron, Kasib Powell o Blake Ahearn jugaron muchos minutos al igual que Chris Quinn o jugadores sin sitio en otros equipos como el africano Stephane Lasme. En un intento desesperado para recomponer el equipo, enviaron a Shaquille O'Neal a Phoenix a cambio de un Shawn Marion que no está muy contento de haber recalado en este equipo. Su mala temporada tuvo su recompensa en el draft. El bombo les premió con un segundo premio en una de las añadas con más calidad de siempre.


Wade promedió 24.6 pts en una temporada en la que jugó muchos partidos con dolor. También fue quien pasó mejor al sumar 6.9 asist. Los rebotes fueron para el "novato" Marion (11-2) y en tapones Shaquille O'Neal acabó estando arriba (1.6). El rookie Daequan Cook firmó casi 9 ptos y 3 rebs.


Como avanzábamos unas cuantas líneas más arriba, la lotería fue generosa con Miami. Dos eran los jugadores que podían ser número 1 y Chicago se quedó con la opción de estrella a más largo plazo. Miami se frotó las manos con la adquisición de Michael Beasley , un poderosísimo ala pívot. En su primera y única temporada en Kansas St. fue el mejor reboteador del campeonato universitario y uno de los máximos anotadores. Con un año tenía suficiente y tras su fichaje por los Heats ya ha anunciado que aspira a ser el MVP de la temporada. Entre él y Wade girará el nuevo proyecto de Miami.

Como tercer y cuarto hombre están Marion y Hasslem y Daequan Cook y Mario Chalmers también contarán para esta reconstrucción. Miami ha arriesgado con el fichaje de Shaun Livingston , un base con una grandísima calidad pero que viene de sufrir una lesión tremenda. Entre él y Chris Quinn serán los encargados de dirigir el equipo, con la ayuda siempre bienvendia de Wade. Marcus Banks -aunque este podría jugar de base titular- , Yakhouba Diawara y Dorell Wright formarán una correcta segunda línea mientras que el también discreto Mark Blount será el pívot titular.

¿Playoffs? Ni pensarlo. Al menos a dos o tres meses vista. Como ocurre con los Bobcats, nos encontramos con un equipo que vive al filo de las lesiones. Sin no se produce ninguna de gravedad pueden tontear con la segunda fase de la liga. Esperaremos acontecimientos.

1 comentario:

Espejo dijo...

Sólo veo a Beasley y a Wade. A Marion no le gusta jugar ahí. Estaría mejor en LA.¿trade con Odom?