sábado, agosto 16, 2008

¿El porqué del Dream Team?

Las Olimpiadas de Barcelona significaban el debut de un equipo profesional de baloncesto. Por primera vez los americanos conseguían forzar al COI para que aceptase a los jugadores NBA. Chuck Daly fue el encargado de dar vida al mejor equipo de todos los tiempos, el Dream Team (Johnson, Jordan, Bird, Malone, Drexler, Stockton, Barkley, Mullin, Ewing, Robinson, Pippen... y Lattner). Desde los primeros años, los americanos hábían sido una de las grande potencias en eventos internacionales y en Los Angeles 84 asombraron al mundo con los Ewing, Jordan, Fleming, Tisdale, Alford, Leon Wood (el del CAI), Sam Perkins... Luego llegó el Mundobasket del 86, celebrado en España, y un grupo de semidesconocidos universitarios lograban el oro ante la poderosa URSS tras derrotar en semifinales a Yugoslavia, otra aspirante al título. Tony Amaker, Steve Kerr, Kenny Smith, Charles Smith, David Robinson, Armon Gilliam, Tyrone Bogues, Derrick Mackey... conseguían asombrar al mundo de la mano de Lute Olson, entrenador de Arizona. Todos nos quedamos con la imagen de Tyrone Bogues desarmando a Petrovic en defensa o la brega de David Robinson ante los gigantescos Sabonis y Belostenny. En la final se impusieron a los soviéticos por un apretado 87-85, con un partidazo de Kenny Smith (23 ptos). Era la primera vez que se enfrentaban a la URSS tras el plante de USA en las olimpiadas de Moscú y el de la URSS en Los Angeles.

Pero el primer toque de atención vino en Seúl 88. Aupados por los éxitos de Los Angeles y Madrid, los americanos acudieron a Corea del Sur con uno de los mejores entrenadores posibles, John Thompson (Georgetown) pero con un equipo muy "sui generis" que dio que hablar desde el primer momento. El combinado estadounidense conservaba a David Robinson y Charles E. Smith pero aparecía nombres como Jeff Grayer, JR Smith, Bimbo Coles o Charles D.Smith IV (pupilo de Thompson) que no acaron de gustar. Thompson dio más importancia a la defensa que al ataque en una época dominada todavía por amplios marcadores lo que generó muchas críticas. La selección cayó 82-76 en semifinales con un partidazo de Rimas Kurtinaitis (28 ptos). Los esfuerzos de Majerle y Robinson no fueron suficientes ante un equipo más conjuntado y completo. Hasta las semifinales, los de Thompson fueron un equipo demoledor, que consiguió resultados escandalosso como el 102-35 ante Egipto o, sin ir más lejos, el 99-57 ante España en la jornada inaugural. Sin embargo el cruce en semifinales fue fatal. Luego, consiguieron la medalla de bronce tras apavullar a Australia (78-49). Era el primer toque de atención serio y "doloroso". No se habían tomado en serio la derrota ante Brasil en los Panamericanos y ahora veían como lo conseguido años atrás se derrumbaba.

Mike Krzyzewski era el encargado de reeditar el oro de Madrid y de "vengar" la medalla de bronce conseguida en Seúl. El equipo que acudió a Argentina dejó mucho que desear ya que si bien es cierto que había grandes estrellas universitarias como Kenny Anderson (Georgia Tech), Alonzo Mourning (Georgetown), Billy Owens (Syracuse), Christian Laettner (Duke), Mark Randall (Kansas) o el backcourt de los Razorbacks de Arkansas (Day y Mayberry), pero no existió química de equipo y sólo pudieron aspirar a la medalla de bronce. Ya en el primer partido ganaron en la prórroga ante Grecia y por sólo 10 ptos a España. En la siguiente fase se impusieron por los pelos a Australia y cayeron ante Puerto Rico. Luego se impondrían a los boricuas en el partido por la medalla de bronce, donde se impusieron tras una dura prórroga (107-105). Kenny Anderson y Alonzo Mourning fueron los más destacados junto con Owens, mientras que el resto tuvo una producción menor a la esperada. La mayoría de ellos defraudó tras su paso a profesionales. La potente Yugoslavia conseguía el oro y la URSS la plata.

Este doble bronce forzó la creación del inigualable Dream Team que ya acudió como tal al Torneo de Las Amércias en 1992, donde arrasó. En la final ante Venezuela ganaron de 47 (127-80). Empezaba un mito que se hizo palpable en Barcelona y que nadie más igualará.

5 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Has dado en el clavo, no hay equipo más que el de Barcelona 92 que pueda llevar esa denominación.

BigBen dijo...

ese mayberry, era lee mayberry que jugo en orlando al final de su carrera¿?

Agustín Remiro dijo...

Hubo otro hecho clave que llevó a la conformacíon del Dream Team y fue la derrota norteamericana como local en la final de los Juegos Panamericanos de 1987. Ese día Brasil ganó 120 a 115 con casi 80 puntos entre Oscar y Marcel, silenciando al ruidoso público de Indianápolis.

Bias dijo...

Yo a Lee Mayberry lo recuerdo de jugar a finales de los noventa en los Grizzlies. Era bastante paketillo.
Pero no sé si es el mismo al ke se refiere Jr.....

Solis dijo...

El último dream team fue la selección española cuando quedó campeona del mundo, a ver qué tal nos van las cosas en las olimpiadas :)