sábado, junio 07, 2008

Lo que se encontrará Rudy en Oregón

De todos es conocida la decisión de Rudy Fernández de marchar a la NBA. Con Aíto fuera del equipo por decisión propia y sin una previsión para fichar a grandes jugadores para afrontar con éxito la Euroleague, el mallorquín ha decidido cruzar el charco.

Portland Trail Blazers, el equipo que consiguió a Fernando Martín y a Sergio Rodríguez, recibirá ahora a Rudy Férnandez. Curiosamente ninguno de los tres españoles fue elegido en el draft por Portland. Martín fue escogido por los Nets en segunda ronda y los dos últimos por los Phoenix Suns.

Cuando Rudy llegue a Portland se encontrará a una afición ansiosa por recuperar a Greg Oden, el número 1 del 2007, que se ha perdido la toda la temporada por culpa de una lesión. Muchos recuerdan aún la figura de Sam Bowie, elegido por los Blazers, en el número 2 del draft del 84, después de Hakeem Olajuwon (antes Akeem) y antes que Michael Jordan. Las lesiones marcaron la carrera de un pívot del que se le presumía dominador de una década (junto a Olajuwon).
Pues bien, Oden será el referente a pesar de que Brandon Roy sea la estrella. En su primer año fue mejor rookie de la temporada y en su segunda campaña, all star. Roy es un escolta muy bueno que podría jugar de base aunque en esa posición bajaría su rendimiento y el de su equipo. En el número tres está LaMarcus Aldridge, una bestia defensiva que también sabe anotar. Fue número dos del draft del 2006 y su explosión se produjo en el segundo año. Puede jugar de pívot y ala-pívot. Con Oden, jugará de 4.

Vamos bien, ninguno de los tres jugadores ocupa el puesto de Rudy Fernández, un tres como la copa de un pino. La competencia le viene justamente en su posición. El alero titular esta temporada ha sido Martell Webster, elegido en sexta posición del draft del 2005. Llegó directamente de la high school y su crecimiento parece haber sido diseñado para que explote en una o dos campañas. Con 21 años, este alero de 2.05 promedió 10 ptos y 4 rebs por partido con un porcentaje de triples cercano al 40%. Es uno de los mejores triplistas, y su juego se desarrolla por la cercanía del arco que marca los tres puntos. Es, además, un buen penetrdor, que aprovecha muy bien los huecos defensivos. Esta temporada debería ir a más ya que fue una gran apuesta hace tres años.

video

El otro escollo se llama Travis Outlaw, otro jugador que no pasó por la universidad y que fue elegido en el puesto 23 del draft del 2003, un puesto por detrás de Zoran Planinic. Outlaw juega de 3 pese a medir 2.09. Es un jugador larguísimo, fibroso y con enormes brazos. Una especie de Rudy pero mucho más alto. Es el sexto hombre del equipo y esta temporada ha significado su eclosión. El traspaso de Zach Randolph ha significado más minutos para muchos jugadores y él también ha sacado su tajada. Ha promediado cerca de 14 ptos y casi 5 rebs, con un 40% en triples. Es más penetrador que lanzador y es el encargado de finalizar la mayoría de alley oops que generan los bases. Yo diría que es la mayor amenaza para Rudy ya que tiene un estilo agresivo y fu el jugador más decisivo junto a Roy en los mejores momentos de los Blazers en la pasada temporada.

video

Del resto de jugadores no debe preocuparse. Entre los bajitos Von Wafer apenas ha contado para el entranador a pesar de ser el máximo anotador en la Summer League y el resto de jugadores actúan en posiciones distintas a las de Rudy.

Se especula con que pueda jugar de escolta. Para ello Roy debería desplazarse al puesto de base donde no lo haría mal pero ahí no sería tan letal. Dependerá también de su elección en el draft. Portland dispone de la elección número 13 y se barajaba la posibilidad su decisión estaría enfocada a los puestos 2-3. Nombres como el saltarín Joe Alexander o el genial escolta Chase Budinger son posibles elecciones. Curiosamente se trata de dos jugares de raza blanca con una gran capacidad para el salto y la penetración, un perfíl similar al del ex jugador de la Penya. Ahora bien, el sí de Rudy podría variar la estrategia de Kevin Pritchard, que se podría declinar por un change o por un base, el lunar negro del equipo.

La calidad de Rudy cuenta mucho a su favor al igual que sus condiciones físicas y su hambre de balón en defensa. En contra, un entrenador no predeterminado a dar muchas oportunidades a los recién llegados salvo que sean unas superestrellas. Pondremos este vídeo de la exhibición ante el Tau en la pasada Copa del Rey para que lo vean los aficionados de los Blazers.

video

3 comentarios:

BigBen dijo...

yo imagino que rudy juegue de dos por el simple echo de que su fisico ahora mismo no le va a permitir pegarse con gente como rudy gay o joe johnson mismo. yo confio plenamente en las posibilidades de rudy pero ya sabes, mcmillan. quizas rudy lo tenga mejor que sergio pero bueno a ver que hacen. en cuanto a los minutos yo jugaria con blake-roy-webster por fuera, y del banco saldrian un base cualquier menos jack (le tengo una mania increible) y rudy y outlaw (me encanta este tipo)

la ronda del draft la traspasaria por un base decente o por lo menos mejor que steve blake.

Alan dijo...

Estoy de acuerdo con bigben. Creo que el físico actual de Rudy no es el de un 3 de la NBA. Ya no es sólo por gente como Rudy Gay. ¿Te lo imaginas chocando con Lebron?

jr dijo...

Desde luego pero también Tashaun Prince es un tres de físico Rudy -o Reggie Miller- y han destacado sobremanera. De todas maneras creo que acabará jugando en las dos posiciones pero si juega de dos Roy le dejará pocos minutos.