martes, junio 24, 2008

Andersen: ¿Un clavo saca a otro clavo?

Enciendo la tele y la imagen me llega mucho mejor que el sonido. La cara de Marc Gasol junto a referencias visuales a la NBA no hacen presagiar nada nuevo. El audio me confirma que el mediano de la saga decide probar fortuna en la NBA, uniéndose a Rudy Fernández y dejando al FC Barcelona con un palmo de narices.

Desde mi retiro en Coma-Ruga por la festividad de Sant Joan, la noticia me deja medio grogui. Gasol tenía muchas ofertas de relumbrón. Desde la del Real Madrid hasta la del Barça, el club que no supo ver sus condiciones (o el club cuyos técnicos no supieron ver sus condiciones). El retorno de Marc se veía más factible cuando Navarro decidió volver a sus orígenes. Sin embargo Gasol no quería retornar con un contrato mediocre. En declaraciones suyas a la prensa dejaba claro que no veía bien que el Barça se limitase a ejercer el derecho de tanteo. No sabemos si hubo algún intento "rácano" de atarlo y provocó un cambio de opinión en el pívot de Sant Boi.

Lo cierto es que ha decidido marcharse a la NBA con la ilusión puesta ya en un hipotético traspaso. Lo que se conoce popularmente como un "cambio de cromos". La decisión de Gasol merece todos mis respetos. Ví a Gasol pletórico contra los chicos de su edad; a un Gasol mártir con Ivanovic de técnico y a un Gasol exhuberante cuando batió el récord del mítico Sabonis. Sin embargo el hecho de que piense más en un traspaso que en triunfar en la capital del soul me genera dudas. No sobre su valía -aunque deberá seguir trabajando el físico si quiere ser alguien en la pintura- si no por su enfoque. Marc Gasol (MG) debe tener como único objetivo triunfar en Memphis para demostrar a los Lakers que se equivocaron. Tener a Darko Milicic , Jason Collins y Kwame Brown como compañeros la verdad es que desmotiva a cualquiera ya que es la peor tripleta de la NBA. Por si fuera poco algunos mock draft colocan a Kevin Love , el genial freshman de UCLA, como la primera elección de Memphis, lo que borraría protagonismo a Marc (también al poderoso prospecto DeAndre Jordan como segunda elección). Tal vez esta última referencia es lo que ha albergado en MG esperanzas en un traspaso aunque un buen entrenador intentaría combinar a Marc y Love, haciendo jugar al de Lake Oswego, de 4. Lo que aprecio es que en Marc no vemos ese espíritu de "voy a comérmelo todo donde sea" que es lo que ha hecho triunfar a su hermano Pau. Los Lakers pueden esperar. Ahora toca ganarse un puesto en los Grizzlies y ahí no valen récords de mvps ni ser hermano de Pau. Marc debe demostrar que tiene calidad suficiente para estar en un buen equipo pero para ello ha de asumir la filosofía NBA.

Andersen al Barça
Pero lo cierto es que la tristeza ha durado poco ya que se ha confirmado rápidamente la adquisición de David Andersen, un excelente jugador y dominador de la pintura con el CSKA hasta su lesión en la temporada 05-06, donde promedió 15 ptos y casi 8 rebs por partido. Aquella lesión le hizo ensanchar su área de dominio y le ha permitido promediar un excelente 54% en triples (tercero en la Euroleague), algo insólito en un pívot de 2.12. Andersen ha sido siempre la bestia negra en los enfrentamientos ante el FC Barcelona y uno de los mejores pívots de Europa. Resultaba sospechoso que el CSKA no anunciase la renovación de Andersen, cuando hace días lo había hecho con pilares básicos como Smodis o Langdon. El motivo ya lo sabemos. El australiano de origen danés estaba negociando con Creus. Messina ha tapado esta importantísima baja con la adquisición del pívot del Maccabi, Terence Morris, y la del trabajador pívot de la universidad de Kansas, Sasha Kaun.

Veamos a Anderson con el CSKA



Según mi modestísima opinión Andersen no es un "saca clavos". La marcha de Gasol no ha influido en su adquisición porque una estrella no se contrata de un día para otro. Se trata de un jugador respetadísimo en Europa, que ha conseguido tres Euroligas (Bolonia y CSKA, dos), y que ahora intentará ser el MVP de la liga ACB. La duda de su posición depende ahora de Ilyasova, que se encuentra tonteando en Milwaukee. Si marcha el turco y se queda Kasun, Andersen podría jugar de cuatro. Si el turco se queda y Kasun se va o se queda, será un gran cinco. Lo que parece seguro es que Vázquez continurá en el Barça tal vez en su última oportunidad de demostrar que es un grandísimo jugador si no se obsesiona con hacer demasidas cosas en poco tiempo. El único pero lo veo en las lesiones. Vujanic vino tras un par de lesiones gravísimas y volvió a lesionarse en el Barça, marchando por la puerta de atrás. Kasun llegó tras una grave lesión y nunca fue el mismo, lo mismo que Acker. Andersen llega limpio pero, ¡ay amigo!, el maleficio está ahí...como el de España en cuartos. A la espera de que se rompa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He visto jugar a Andersen y es una auténtica bestia. Gran bregador y enorme calidad en el tiro. Un gran fichaje para el Barsa.

jr dijo...

Sin duda es un gran jugador. A ver si consiguen que se centre como pívot y formar, junto a Vázquez, una gran pareja interior.