miércoles, abril 30, 2008

El fracaso de una mala gestión

El enésimo proyecto en busca del anillo perdido tropezó contra una pared muy sólida. La corta plantilla de Phoenix y la escasa capacidad de gestión desde el banquillo cayeron eliminados con sonrojo incluido en lo que es un fracaso en toda regla. Otro proyecto sin premio es el de Couban en Dallas. Los Mavs se vieron apeados por otro contundente 4-1 ante unos Hornets que celebraban el premio de mejor entranador para Byron Scott. ¿Podría haber también un MVP para Chris Paul? Por otra parte, Pistons conseguía remontar la eliminatoria y dispone de dos match ball mientras qeu los Rockets recortaron distancias con Utah gracias a un abultadísimo triunfo.


Suns 87, Spurs 92 (4-1)

El precio de una mala gestión
D'Antoni ha estado toda la temporada abusando de su quinteto titular y utilzando prácticamente a sólo dos hombres de banquillo. Muchos de los titulares han tenido lesiones importantísimas como Stoudamire o Hill y otros arrastran continuas molestias como O'Neal. El depender, además, del run and gun cuando tienes la pólvora mojada es malísimo y eso es lo que le ha pasado a Phoenix. Se fichó a Grant Hill en detrimento de Boris Diaw y ha sido el francés el que ha permitido a Phoenix aferrarse a los sueños en los dos últimos partidos. Correcto el fichaje de Shaquille O'Neal porque por fin tenían pívot pero la recolocación de Stoudamire parece que no ha generado beneficios. En este último partido no hubo caída en picado pero los Spurs volvieron a jugar de manera seria y se llevaron el envite gracias a su mejor fondo en los últimos minutos. Tim Duncan fue el dueño con 29 ptos y 17 ptos, al igual que el francés Tony Parker (31 ptos, 8 asist), que siempre se ha impuesto por velocidad a Steve Nash (4/16 en tiro en este encuentro). El mejor de los Suns volvió a ser Diaw con 22 ptos, 8 rebs y 8 asist. Con la llegada de Hill, el francés ha tenido un rol menos importante y cuando estaba todo perdido a alguien se le ha ocurrido darle minutos. Demasiado tarde. Por último, ¿alguien me puede explicar para que sentó en el banquillo a Alando Tucker en el último partido? un grandísimo rookie que no ha tenido ninguna oportunidad? Urge un cambio radical para lavar la pobre imagen dada esta temporada.

Mavericks 94, Hornets 99 (4-1)

O Rey Paul
Esta temporada estamos asistiendo al estrellado de un jugador que apuntaba muchísimo ya desde su temporada rookie (no en vano fue el base de la selección USA en el Mundobasket de Japón). Chris Paul lideró la eliminación de Dallas con un fantástico triple-doble (24 ptos, 11 rebs, 15 asist) y siempre pudo ante el rey del triple doble, Jason Kidd, quien hizo su mejor encuentro de playoffs (14 ptos, 5 rebs, 9 asist). El proyecto de Couban se quedó sin premio y el retorno de Kidd ha sido muy amargo. Destacar por los Hornets nuevamente a David West, con 25 ptos , 7 rebs y 2 taps, y desde la reserva al bueno de Jannero Pargo, (17 ptos). Por los Mavs, demasiada solitud para Dirk Nowitzki (22 ptos, 13 rebs, 6 asist, 2 taps). Desde aquí apoyo mi candidatura de MVP para Paul.

Jazz 69, Rockets 95 (3-2)

Pájara mental de los Jazz
Los Jazz tuvieron uno de esos partidos en los que desaparecen y permiten a los Rockets seguir "en el alero". Los de Sloan presentaron pobrísimos porcentajes en todos los sentidos: 36% en tiros de campo (22 % en triples) y un paupérrimo 56% en tiros libres. Sólo el fortachón Carlos Boozer esutvo metido dentro con 19 ptos (8-18) , 10 rebs, y 3 robs. Por los Rockets, Tracy McGrady tiró esta vez mejor y consiguió 29 ptos con un 50% de acierto en tiros de campo. Los jugadores interiores aguantaron las embestidas de Utah y mostraron números sólidos. Así, Luis Scola acabó con 18 ptos y 12 rebs y Dikembe Mutombo con 5 ptos y 10 rebs. Lo del zaireño-congoleño es de chapeau. Hubo movimiento en el banquillo ante la diferencia de puntos y esto fue aprovechado por gente como Carl Landry (9 ptos, 5 rebs). Salt Lake City tiene la respuesta ahora.

76ers 81, Pistons 98 (3-2)

Pistones engrasados
El quinteto titular funcionó como una máquina y fue muy superior a unos Sixers que ahora se complican la vida. Chauncey Billups fue el líder en la cancha y dominó el partido gracias a sus 21 ptos y 12 asist. A muy buena altura rayaron gente como Rasheed Wallace (19 ptos, 6 rebs, 6 taps), Richard Hamilton (21 ptos, 5 rebs), Tayshaun Prince (17 ptos) o el de nuevo titular Jason Maxiell (6 ptos, 11 rebs, 3 taps). Mal partido de las estrellas de los Sixers y sólo Louis Williams (16 ptos) estuvo acertado en el encuentro. Si los Pistons se ponen las pilas son muy difíciles de superar aunque ahora tal vez no les vea tan favoritos para ganar la final del Este. Aunque para ello, primero, han de clasificarse. Que nadie olvide este dato.

2 comentarios:

alexpunzi dijo...

estos suns son un fracaso... d'antoni fuera!!! con el ekipazo q tiene y no a pasao de semifinales.. y esta vez ni de cuartos!!

jr dijo...

Creo que están a punto de cargárselo, si no lo han hecho ya, al igual que Avery Johnson en Dallas.