lunes, octubre 29, 2007

Análisis NBA: Northwest Division

Con el repaso de la Northwest Division concluimos el análisis previo diciendo que puede que estemos hablando de la división que más crezca en victorias por parte de equipos como Portland y Denver. Por estos lares habitan los dos rookies de oro aunque el primero- Oden- no jugará hasta la temporada que viene:

- Denver Nuggets: Tienen una plantilla de lujo pero con demasiados egos. Allan Iverson no debe inmiscuirse en las labores de liderazgo de Carmelo Anthony (aunque de momento no ha conseguido el carisma de LeBron) y Carmelo debe centrarse más en el juego y "dejar los porritos". Más nombres: JR Smith, otro grandísimo jugador pero sin demasiados muebles en la cabeza o con tantos que le estorban, y Kennyon Martin, poderoso ala-pívot que regresa tras una dura -y van!!- lesión. Presentan una pintura de ensueño con el mencionado Martín, el poderoso Nené Hilario y el contundente Marcus Camby y no le faltan artilleros como Von Wafer (máximo anotador de la Summer League de Las Vegas) y Linas Kleiza (gran estado de forma del lituano). Yakhouba Diawara es uno de los que deben despegar tras un buen año rookie aunque, repito, habrá batallas internas por quién ha de lanzar. Tal vez le falte un base director -Atkins no lo es- y que les respeten las lesiones (Camby, Nené y Martin son asíduos). Apuntan alto pero dependen de su actitud.

- Utah Jazz: Conjunto sólido, sobrio y efectivo donde los haya. Tienen un gran director de juego en Deron Williams, buenos aleros como Harpring, Giriceck, Brewer y el rookie Morris Almond, uno de los mejores anotadores en la pasada liga universitaria. Además cuentan con gente muy poderosa como el díscolo Kyrilenko (parece que ha solucionado sus problemas con Jerry Sloan), Carlos Boozer, un auténtico animal, y el turco Mehemet Okur, un jugador que parece más preocupado de sus estadísticas que del equipo. A pesar de ello es un buen jugador. En la segunda fila hay gente muy válida como Paul Millsap, mejor reboteador universitario hace dos temporadas, Jason Hart, Ronnie Price (ambos ex Kings) y las incertidumbres del rookie Fesenko (2.16) y el potente rookie Kevin Lyde (133 kilos para un 2.06). Deberían estar a la altura de la temporada pasada.

- Portland Trail Blazers: Esperaban obtener un superávit de 20 victorias con respecto a la pasada y se les ha complicado con la grave lesión de Greg Oden, el flamante número uno del draft. En la memoria de los blazers todavía está cercana la grave lesión que sufrió Sam Bowie –el rookie elegido antes que Michael Jordan y después de Akeem Olajuwon- que le marcó de por vida y hablan de lesiones en su web. De todas maneras el incremento de victorias se hará efectivo si McMillan confía por fin en LaMarcus Aldridge (inmensa pretemporada). Ha perdido a su estrella, Zach Randolph, aunque era un jugador demasiado egoísta. A cambio llega Channing Frye del que desean que vuelva a ser el mismo que en su año rookie (buena pretemporada la del espigado ala-pívot). Brandon Roy será su líder espiritual y en las labores de dirección todo parece indicar que la mayoría de los minutos recaeran en Steve Blake y Jarred Jack. Sergio Rodríguez deberá pelearse con Taurean Green por ser el tercer base pero podría robarle la cartera a Jack, más anotador que director. Travis Outlaw y Martell Webster deben de aprovecharse de la ausencia de Randolph. Pryzbilla y LaFrenz, harán lo mismo dada la lesión de Oden. Por último dos preguntas: ¿Será McRoberts –en un par de temporadas- uno de los robos del draft? ¿Volverá a jugar Darius Miles tras más de una temporada en blanco? Deberían tutear a los playoffs.

- Minnesota TimberWolves:
Tal vez sea el equipo más cambiado desde hace tres temporadas, cuando inició el baile de traspasos con la llegada de Blount (Miami) y Banks (Phoenix) a cambio de Szczerbiack (Celtics y Sonics). Tras el traspaso de Garnett, los últimos en marchar han sido Blount y Davis. Desde entonces sólo Rashad McCannts y Marco Jaric continuan en el equipo. Randy Foye ha de ser el encargado de liderar a un equipo sin un jefe. Los Wolves enviaron a Mike James a Houston para consolidarlo en la titularidad. Su mejor hombre será Al Jefferson, jugador que ha de acabar entre los 5 mejores reboteadores de toda la liga y uno de los que más dobles figuras consiga. Craig Smith, en su segundo año, le ayudará mucho en tareas defensivas. Ryan Gomes, Telfair y Green deben aportar más que en Boston y Corey Brewer será un jugador muy válido aunque nadie espere que sea una figura en su primer año. No es un jugador de números sino de intangibles. Del resto, bienvenida es la llegada de veteranos como Antoine Walker y Juwan Howard. Deben sentirse más útiles que en sus anteriores equipos. Por último, Marco Jaric aportará su "genio" en labores de dirección. Estamos ante un equipo que ha de hacerse ya que sólo dos han jugado juntos dos temporadas por lo que no es muy probable que lleguen a playoffs. Es el momento de desarrollar a los jóvenes valores.

- Seattle Supersonics:
Ray Allen y Rashad Lewis se fueron en busca de victorias. El primero se une a Garnett y a Pierce para consolidar una temporada esperanzadora para los Celtics. El segundo prefirió marchar antes a Orlando no sabemos si por el clima ya que en lo deportivo los dos equipos están más o menos emparejados. La diferencia resida en los rookies. Llega Kevin Durant, el jugador más talentoso de los últimos años, y Jeff Green, que será un buen elemento jugando de 3-4. Son la renovación de dos jugadores que promedíaban más de 20 puntos por partido. Durant puede estar cerca aunque Green no disputará de tantos minutos ya que por encima tiene a un Chris Wilcox que está rindiendo bien y Damien Wilkins sigue progresando año tras año. El base Luke Ridnour continuará como director titular y Nick Collison alternará la titularidad con labores de "sexto hombre". De los Boston llegan el bueno de Szczerbiack - esperemos que sin problemas de lesiones- y el base anotador Delonte West. Ambos pueden aportar buenos puntos desde el perímetro. En el rebote trabajarán duro el francés Johan Petro y el recién llegado Kurt Thomas. La llegada de Durant restará protagonismo al ex del Madrid Gelabale, quien será el encargado de poner el espectáculo. No será un fracaso el no llegar a playoffs peroDurant y Green deberían significar una mejora de entre 8 y 12 victorias. Carlessimo tiene la clave.


video