lunes, abril 16, 2007

Primer titulo para Akasvayu

El Akasvayu Girona sucedió al DKV Joventut como vencedor de la Fiba Cup al imponerse por 79-72 al Azovmash ucraniano. El partido parecía fácil para los hombres de Pesic pero un cortocirccuito a mitad del tercer cuarto permitió a los ucranianos estrechar e incluso empatar el partido -gracias a un triple de Gulyas- a falta de 4 minutos. A partir de ahí el duo Arriel McDonald-Marc Gasol -espoleados por el público que rebosaba Fontajau-funcionó a la perfección y volvieron a encaminar el resultado hasta el definito 79-72. El veterano Arriel McDonald se erigió como MVP del encuentro con 25 puntos y un dominio de la situación casi perfecto. Los mejores junto a McDonald fueron Marc Gasol (12 ptos) y Gregor Fucka (12). El italoesloveno volvió a ser clave como lo fuera en la Euroliga conquistada por el Barça en el 2003. Foto Akasvayu EFE. Por los desconocidos Azovmash (http://www.youtube.com/watch?v=19dGV7h4IRo ), destacaron su base Khalid El Amin (16 ptos), Lidadellis y Bajramovic, ambos con 15, y el húgaro Guylas (12, con triples decisivos). En la semifinal, el Akasvayu ((http://www.youtube.com/watch?v=Qal9rQzUd9E ) apalizó a Estudiantes y los ucranianos sorprendieron a la Virtus de Bolonia gracias a un acertadísimo Liadellis.
Con este título, el baloncesto Europeo consigue un momentaneo 2/3. Sólo faltaría el título de la Euroliga, donde tenemos a dos representantes, para hacer un 10.

¿Un equipo de desconocidos? No tanto.

El Azovmach ha sido el gran desconocido pero cuenta con jugadores conocidos, destacando la figura de su base, Khalid El-Amin (http://www.youtube.com/watch?v=mVhrzj-7lj0 ), un hombre que debería estar jugando en la ACB (sin duda un buen base para WFC Barcelona, falto de cerebro en la dirección) . El Amin fue considerado uno de los mejores escolares del país, llegando a ser elegido mejor jugador en el McDonald's All American (donde se congregan los mejores jugdores de high school). De su estancia en Connecticut destaca el título conseguido en el 99 y una gran actuación que, sin embargo, no le sirvió para ser primera ronda del draft. En la NBA jugó una temporada (01-02) con los Bulls donde promedió 6 ptos y casi 3 asistencias por encuentro, con topes de 21 ptos y 9 asistencias. Después cruzó el charco y recaló en el Estrasburgho (Fra.). Hizo de nuevo las américas pero no pasó de la pretemporada con Miami, así que marchó a Israel (20 ptos por partido) y luego a la liga turca donde se consagró y acabó siendo una de sus máximas figuras. Desde hace dos temporadas los buenos petrorublos le han llevado a Ucrania, donde continúa con su buen hacer. El Amin destaca por su liderazgo, un buen manejo de balón y su defensa pero el hecho de no tener consistencia en el tiro le ha impedido consagrarse.

Otro crack dentro del equipo es Panagiotis Liadellis, un veterano escolta de 33 años que ha promediado casi 12 puntos por partido y se ha convertido en el revulsivo en los momentos importantes. Panagiotis es un trotamundos que ha jugado en equipos como el PAOK, Apollon Patras, Olympiakos, Makedoniko, Pamesa Valencia (donde no triunfó) y Ural Great ruso entre otros. Se trata de un letal tirador con promeidos de hasta 22 puntos por partido con el Paok y Makedoniko.

El otro nombre es Robert Gulyas, un redondo gigantón húngaro de 2.13, procedente este año del Unicaja donde no respondió a las espectativas creadas. Formado en el Atomerömú húngaro, Gulyas se dio a conocer a Europa desde el baloncesto francés (Pau-Orthes, ES Chalon, Villeurbanne), recalando posteriormente en el Dynamo de Moscú y continuando su carrera en Grecia y Turquia hasta que Scariolo le llamó para cubrir la baja de Santiago (deshojando la margarita en los USA). Mucha era la expectativa creada en este gigantón pero no tuvo lugar enel equipo ni protagonismo (12 puntos y 8 rebotes en 42 minutos. En el Azovmach parece que ha encontrado su sitio y los 12 puntos (con 2 triples decisivos) ante el Girona se ha reivindicado como un interesante triplista (6/13 en la Fiba Cup). En esta competición ha promediado 6 puntos y 3 rebotes de media, lejos -eso sí, de los fascinantes 26'5 ptos y 16 rebotes en la Kopa Korak del 96, con el Atomerömú.