lunes, abril 23, 2007

Golden State y Denver avisan

No cabe duda de que Dallas Mavericks y San Antonio Spurs son favoritos en sus series ante los Warriors y los Nuggets. Sin embargo los dos equipos, en teoría, inferiores han empezado ganando sus series fuera de casa y demostrando que atraviesan por un genial estado de forma. Ambos equipos, para más inri, han sido protagonistas de los dos traspasos más multitudinarios con equipos del Este. Aunque el traspaso rompió la dinámica ganadora de ambos conjuntos parece que el entendimiento y la correcta administración de egos está dando resultado.
Golden State (97-85) se encomandó a Baron Davis (33 ptos, 14 rebs y 8 asistencias) para robarle el primer partido a Dallas. Los tejanos ya demostraron en las finales ante Miami que andan con la moral justa y un revés tan importante les puede hacer perder la eliminatoria. Don Nelson y Avery Johnson apostaron por un partido sin pívots ya que Al Harrington jugó de cinco y Nowitzki hizo lo propio en Dallas. De hecho sus pívots apenas jugaron: El letón Biedrins jugó 7 minutos por Golden State y en Dallas Desgana Diop disputó 16 minutos y Erick Dampier sólo 2. La jugada no le salió bien a Dallas ya que su sexto hombre, Stackhouse no hizo nada en 20 minutos (podía haber salido de alero alto como titular) y Nowitzki hizo discretos números (14 ptos, 12 rebs, pero 3 taps) a pesar de su superioridad física y el flojo partido de Harrington (7 ptos, 10 rebs ). Lo mejor de Dallas sus dos bajitos (Harris y Terry) y Josh Howard, que mantiene en playoffs el nivel de la liga regular; por los Warriors, el mencionado Baron Davis (Foto http://www.bballone.com/ ) y Stanley Jackson. Sin estar bien Ellis, Richardson y Harrington los Warriors han ganado fácilmente. ¿Tienen un límite estando al ciento por ciento? Sólo lo sabe Nowitzki. De momento los Warriors han revivido el buen encuentro disputado ante los Mavs cinco días antes (http://youtube.com/watch?v=hl5elm003AA ).
La otra medio sorpresa la protagonizaron los Nuggets ante los Spurs (95-89) donde el mejor dúo de la liga se combinó para sumar 61 ptos: 31 ptos y 5 asistencias para Iverson y 30 + 8 rebotes para Carmelo.Nené y Camby estuvieron muy sólidos en el rebote con 12 y 10, respectivamente y poco más ya que JR Smith apenas jugó y Kleiza no estuvo al nivel que otros encuentros. Duncan reviviö con Camby los duelos universitarios cuando el bueno de Tim estaba en Wake Forest y Marcus en Massachussets. No fue tan superior ya que se quedó en 14, 10 rebs y 3 taps por 8 ptos, 10 rebs y 2 taps de Camby. Si estuvo bien el banquillo de los Spurs, con 36 puntos por 6 de los Nuggets pero, salvo Parker (19 ptos, 8 asist, 6 rebs), Finley (15 ptos) y el mencionado Duncan, los titulares defraudaron. Horry volvió a demostrar que es el jugador que mejor se adapta a los playoffs de toda la NBA (14 ptos) pero esta vez fue insuficiente. Ginobili tendrá que mejorar su aportación (9 ptos), al igual que Elson (0) si quieren frenar al dúo de oro.

En otros partidos, Chicago y Houston sacaron partido de jugar en casa y se impusieron a rivales en teoría con más empaque como Miami y Utah. Luol Deng resultó determinante para los Bulls, con 33 puntos y el dúo McGrady-Ming volvió locos a Boozer, Okur y compañía. También medio sorprendieron los Nets en Toronto demostrando que pese a tener una plantilla más corta, disponen de tres jugadorazos. Kidd dio un recital con 15 asistencias y Jefferson resucitó con 28 puntos. En Toronto fue clave José Manuel Calderón, con 13 ptos y 8 asistencias que propiciaron una remontada que no llegó a consumarse. En los otros partidos se impusieron los favoritos: Cleveland ganó a un Washington sin Arenas ni Butler (se prevé un 3-0 si no juega Butler ya que Arenas se ha roto el menisco); Phoenix no se dejó sorprender por los 39 puntos de Bryant y Billoups comandó la victoria de los Pistons sobre Orlando.
Veremos si el conato de rebeldía de equipos como Denver, Warriors, Nets o Bulls se queda en un mero espejismo o por el contrario volvemos a hablar de fracaso en franquicias como Dallas o San Antonio.